+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tema de portada

Amar no es sufrir

Cada vez más jóvenes ejercen la violencia en sus relaciones a través de los celos, el control o el acceso a las redes sociales de la pareja como prueba de amor

 

El cine y la literatura han difundido muchos mitos sobre el amor romántico que no son sanos para una relación de pareja. - Servicio especial

Desde pequeños, los jóvenes están influenciados por lo que ven a su alrededor, los modelos de la sociedad adulta. - Servicio especial

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)
12/02/2019

El de Kelly, la menor asesinada en Reus hace tres semanas por su pareja, ha sido uno de los últimos casos de violencia de género en nuestro país. Un suceso que revela cómo la violencia de género no entiende de edades, y que los adolescentes también pueden ser víctimas y verdugos de las actitudes machistas que todavía perduran en nuestra sociedad.

Pese a que la mayoría de jóvenes en nuestro país (más del 95%) muestra un gran rechazo a la violencia machista, a muchos todavía les cuesta darse cuenta de las situaciones de abuso o violencia que sufren o ejercen en sus relaciones de pareja.

Según un estudio reciente de la Universidad de Zaragoza y el Instituto Aragonés de la Juventud sobre Violencia, lenguaje y comportamientos en las relaciones de pareja de la juventud aragonesa, el 22% de las jóvenes reconoce que sus parejas les han intentado apartar de sus amistades y un 6,3% que han sido presionadas para realizar actividades de tipo sexual que no querían.

A pesar de los avances en igualdad de género que se han producido en España en las últimas décadas, existe una tendencia preocupante a que la gente joven reproduzca muchos de los estereotipos sobre el papel que chicos y chicas han de tener en una relación, como la capacidad de manipulación de ellas y el papel protector de ellos.

«Los adolescentes reproducen la sociedad adulta en la que vivimos, que es una sociedad patriarcal, de poder del hombre sobre la mujer», explica uno de los autores del estudio, el psicólogo y profesor universitario Santiago Boira.

El también experto en temas de género indica que «hace unas décadas se creía que la violencia de género estaba relacionada con personas mayores que habían crecido en una sociedad muy machista». Sin embargo, señala, «cada vez más gente joven utiliza la violencia en sus relaciones, a través de los celos, el control o el acceso a las redes sociales de la pareja como prueba de amor».

El estudio realizado en Aragón demuestra como las actitudes y comportamientos machistas están repuntando entre los adolescentes. Muchos chicos consideran que las chicas son más manipuladoras, más predispuestas al campo de las emociones y a necesitar la figura de un hombre protector.

En cuanto a las chicas, obtienen una alta puntuación frases como que ‘los chicos son físicamente superiores a las chicas’, que ‘a veces las chicas utilizan lo de ser chica para que se les dé un tratamiento especial’ o que ‘las chicas deben ayudar más en cada que los chicos’. Especialmente alarmante resulta que el 13,9% de las jóvenes encuestadas asegura que se ha sentido intimidada con frases, insultos o conductas de carácter sexual y que un 7,6% dice que su pareja le ha culpado de provocar la violencia que ha sufrido alguna vez.

Además, según Santiago Boira, las redes sociales se han convertido en un nuevo espacio para el control sobre la pareja. «Es un elemento básico. Cuando hablamos de violencia de género no nos referimos solo a la violencia física, la violencia psicológica es fundamental, es la forma más extendida de este tipo de violencia».

Para el profesor universitario, las redes sociales son un vehículo perfecto para generar situaciones de dominio, por ejemplo, que tu pareja controle tus movimientos, que te pida una foto para ver dónde estás, que se cabree porque no le quieres dar las claves de tu móvil o que te haga chantaje con difundir vídeos o fotos de índole sexual de ambos si le dejas o no haces lo que te pide.

Internet también juega un papel importante en la transmisión de contenidos machistas. Boira destaca sobre todo la pornografía, a la que los jóvenes tienen cada vez mayor acceso gracias a la tecnología y donde se reproducen situaciones de dominio y abuso del hombre sobre la mujer. Otro caso sería el de los influencers y youtubers que realizan comentarios machistas.

El amor y sus ‘cuentos’

Muchos de los estereotipos y actitudes machistas que perduran entre los jóvenes tienen su origen en los mitos del amor romántico que a través de la literatura, el cine o incluso los videojuegos, se transmiten a las nuevas generaciones. Estos mitos se basan en un modelo de sociedad patriarcal, que promueve y normaliza las relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres y que es el caldo de cultivo de la violencia de género en la pareja.

«Estos mitos tienen una gran influencia en cómo los menores configuran sus relaciones afectivas y son esenciales para entender determinadas actitudes relacionadas con la violencia de género», apunta Boira. Mitos, por ejemplo, como el de la media naranja y el príncipe azul, que llevan a pensar a los jóvenes que hay una persona predestinada para cada uno de nosotros sin la cual estamos incompletos, o que el amor implica soportar todo a cambio de no estar solo.

En base a estas afirmaciones se justifican otras, como que el amor lo aguanta todo, que los polos opuestos se atraen, que los celos son una señal de amor o que es necesario tener pareja para ser feliz.

Todos estos mitos consolidan la idea de que el amor y el maltrato pueden ir de la mano. «Los adolescentes están envueltos en este tipo de relaciones donde se reproducen los mensajes de poder, las asimetrías. Es muy preocupante porque son las personas que están en transición al mundo adulto», mantiene el piscólogo.

El Periódico del Estudiante

El Periódico del Estudiante es un suplemento semanal de El Periódico de Aragón. El proyecto, dirigido a los estudiantes de Secundaria, Bachiller y Ciclos Formativos de toda la comunidad aragonesa tiene como objetivo primordial integrar la prensa en el aula y que los estudiantes sean críticos con los medios de comunicación.

Redacción y coordinación: Laura Rabanaque
Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.

Correo electrónico: zestudiante@elperiodico.com
Periodicidad: semanal

Patrocinado por: