+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UN LEGADO EN IMÁGENES

El Che escondido en Castiliscar

El Museo de la localidad inaugura el sábado una exposición de fotografías de la Bolivia de 1959 a 1970 del misionero Luis Cuartero, entre las que se encuentran varias sobre la muerte del guerrillero

 

Collage 8 Algunas de las imágenes que conservaba Luis Cuartero. - e. p.

EL PERIÓDICO
05/07/2017

La habitación de una vivienda de Castiliscar albergó durante más de 50 años un archivo fotográfico único, en el que se encontraban más de 3.000 imágenes inéditas de la Bolivia de los años 1959 al 1970, pero muy en especial, algunas muy íntimas del Che Guevara, ya que eran de su propia muerte. Un misionero de la localidad cincovillesa, el padre Luis Cuartero, guardó este tesoro en la casa familiar, hasta que un sobrino suyo, pasados unos años de su defunción (en el año 2012), las buscó y sacó a la luz.

Ahora, muchas de ellas podrán contemplarse en el Museo de Castiliscar desde el próximo sábado, 8 de julio, y hasta el 20 de agosto. Junto a ellas, material de la época, recuerdos personajes del cura y sus apreciados útiles fotográficos, «ya que eran muy modernos para la época, puesto que las imágenes son todas en color y de gran calidad», precisa su sobrino, Imanol Arteaga. Este ofrecerá una conferencia inaugural el mismo sábado, junto a la periodista Verónica Crespo y Aitana Gómez (por videoconferencia esta última ya que aunque zaragozana, vive en Perú).

Luis Cuartero marchó a Bolivia en el año 1959, explica su sobrino. Vivía en el seminario, que estaba pegado al palacio presidencial, «quizá por ello pudiera fotografiar a tantos altos mandatarios de aquel entonces, además, de por estar muy bien relacionado». Entre ellos, «muchos de los jefes de estado que ha habido en Bolivia (presidentes, dictadores, altos cargos militares, etc.), los más relevantes de aquella época, incluso los que estuvieron involucrados en la muerta del Che».

Y es que el zaragozano estuvo junto al guerrillero. «Cuando el Che entró a Bolivia se conoce la historia a partir del cuarto día, en que contactó con las guerrillas, pero no se sabía nada de lo que hizo antes. Ahora conocemos que esos días previos estuvo en Sucre y durmió en el seminario, donde estaba mi tío», precisa su sobrino. «El Che entró transformado en otro personaje, porque la CIA lo perseguía, tenemos pruebas de ello», dice.

Este año se cumple el 50 aniversario de la muerte del Che, «y por ello decidimos sacar a la luz esta muestra» porque permite conocer el devenir de la Bolivia de aquel momento y un pedazo la vida del Che que hasta ahora ha estado oculto», apunta Imanol Arteaga. Tras Castiliscar, la muestra podrá verse en la sala Cuarto Espacio de la Diputación Provincial de Zaragoza en octubre.

Agenda