+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cinefrancia reúne a 1.400 personas el fin de semana

  •  El festival contó ayer con la actriz Cylia Malki y el guionista Olivier Gorce


  •  

    AINHOA SORIA ZARAGOZAAINHOA SORIA ZARAGOZA 09/11/2004

    "Muy bueno". Así es como ha sido calificado el balance del primer fin de semana del festival Cinefrancia de Zaragoza, por su director Gaizka Urrrasti. A lo largo del sábado y del domingo, alrededor de 1.400 personas visitaron la sala CAI, en donde se proyectan las películas que integran la Sección Oficial y que optan a los premios del Jurado y de la Crítica.

    Urresti aseguró sentirse " muy contento con la respuesta del público". Como anécdota, señaló que los 6.000 programas que se editaron se agotaron durante el fin de semana, viéndose obligados publicar 3.000 más para los siguientes días. El motivo del éxito de asistencia en esta edición se debe, según explicó el propio Urresti, a "una publicidad bien hecha y centralizada en Zaragoza. Hemos llevado a la práctica una comunicación directa y fresca con la gente".

    PUBLICO MAS AMPLIO

    Por otro lado, cabe destacar que los organizadores de Cinefrancia este año han querido dirigirse a un público más amplio y llamar la atención de los jóvenes. "Nuestro objetivo es acercar al máximo número de personas este cine, por eso hacemos dos pases de cada película". Pero los buenos largometrajes no sólo se pueden ver el fin de semana. Durante la tarde de ayer se proyectaron en la Sala CAI tres interesantes filmes: Black Mor , Exils y Violence de echanges . Esta última acaparó toda la atención del público porque contó con la presencia de su protagonista principal, Cylia Malki, y de su guionista, Olivier Gorce.

    Violence de echanges en milieu temperé , título completo del largometraje que ha dirigido Jean-Marc Moutout, es una reflexión sobre la situación laboral que padece Francia en estos momentos. Según explicó su guionista, la película "es un retrato de las víctimas del sistema y del trabajo". Desde su estreno en marzo de este año, ha adquirido una enorme popularidad hasta el punto de que se ha convertido en algo habitual hacer un debate tras su proyección en institutos y diferentes instituciones culturales.

    Para hoy se ha programado en la Sección Oficial el pase de Brodeuses , de Eléonore Faucher, Le petite Lili , de Claude Miller, y Cette femme la , de Guillaume Nicloux.