+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

GUARDANDO LAS DISTANCIAS

Cuando no se nace para competir

Expresarse a través de la cultura tiene que ver con la inquietud personal y no con competir

 

Eva Amaral y Juan Aguirre, en la gala celebrada en febrero del 2010. - NURIA SOLER

Daniel Monserrat Daniel Monserrat
20/02/2021

Hace muchos años, en el 2009, cuando los Premios de la música aragonesa ya estaban bastante consolidados (era su décima edición) pero quizá no habían crecido tanto, Juan Aguirre (ya saben, el 50% de Amaral) al recoger el premio a Mejor directo en el escenario del Teatro Principal  fue muy claro: «Yo no empecé en la música para competir ni para que me dijeran que era mejor que otros». Una frase que, entre tanto jolgorio (es lo que tienen los actos sociales aunque con esto de la pandemia casi se nos ha olvidado) prácticamente pasó inadvertida incluso en las crónicas que se publicaron en los principales medios al día siguiente, este incluido, encierra el quid sobre el sentido de la cultura en una sociedad.

Es obvio que nadie que se dedique a crear lo hace para competir ni creo que tan siquiera para que la gente le considere el mejor en lo suyo. Y si sucede lo contrario creo que tendría que replantearse muchas cosas. El simple hecho de expresarse a través de la cultura es un hecho que tiene que ver más con las inquietudes personales y con buscar una manera de, llamémosle, exorcizar lo que uno tiene dentro y que necesita expulsar, que con el hecho de competir con el de al lado o con el de más allá.

Algo que, desde luego, no está reñido ni mucho menos con buscar la excelencia, la superación personal en tus aptitudes con el arte al que te entregues o en sentirte reconocido y reconfortado cuando se recibe o reconocimiento o incluso que sean necesarios los espaldarazos para continuar en la brecha… pero creo que no forma parte de la idiosincrasia cultural. O no debería ser así.

Otra cuestión, y este es un debate que debe ir estrechamente ligado al de la idiosincrasia cultural, es que la creación de los premios, las galas de reconocimiento, los actos sociales que se organizan por una causa concreta, los homenajes y los recuerdos por cualquier efeméride son necesarios para conseguir una visibilidad que, en esta sociedad contemporánea, funciona a golpe de clic. O lo que es lo mismo, esta repercusión depende en buena medida de la capacidad que se tenga para poder destacar la buena salud del sector al que se pertenezca. De ahí, la importancia de premios como los Goya (sí, los inventa la industria que de esto sabe algo) o los Max si hablamos a nivel nacional pero no debemos despreciar los pergeñados aquí en Aragón como los de la música, los Premios Simón, los del teatro cada año cuando se celebra su día internacional. Algo que no va tampoco reñido con estar más o menos de acuerdo con los resultados de los galardones, en determinados reconocimientos e incluso con la forma de seleccionar a los premiados, pero es indiscutible el polo de atracción que generan, aunque muchas veces, también conviene recordarlo, corren el peligro de ser protagonistas muy fugaces, de apenas un días pero... aprovechen el momento, sus cinco minutos de fama que diría el otro.

Por eso, tenía razón el propio Juan Aguirre cuando decía que no había entrado en la música «para competir» y no era más que la demostración de la buena salud que tiene su parte creativa, tenía mucha razón y no es contradictorio que lo dijera en unos Premios de la música en los que acababa de ser premiado porque, al fin y al cabo, no era más que una forma de dar un espaldarazo al sector cultural.

Aragonario - Vocabulario básico bilingüe. Aragonés-Castellano y Castellano-Aragonés

Agenda

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla