+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Delibes da un repaso a los escritores de la postguerra

 

E. P. MADRIDE. P. MADRID 01/05/2004

Hace cincuenta años, Miguel Delibes veía a Cela como "el más ruidoso fenómeno registrado en la literatura española", decía que Sánchez Ferlosio tenía, entre los escritores de posguerra, "categoría suficiente para afrontar la inmortalidad literaria" y opinaba que Ana María Matute "se había anclado en la infancia".

Estas opiniones figuran en el nuevo libro de Delibes, España 1936-1950: Muerte y resurrección de la novela (Destino), en el que el escritor y académico hace público su parecer sobre los novelistas españoles de la posguerra. Esta obra se presentará el 7 de mayo en Valladolid y el 10, en Madrid.

Son juicios de valor en los que Delibes demuestra, en muchos casos, su capacidad para vislumbrar el futuro, si bien, como señala el editor en la introducción, hay que aplicarles "la parcialidad impuesta por la cronología".

El autor de El hereje dedica una amplia semblanza a Camilo José Cela, al que compara con Dalí por su afición a las extravagancias. "Cela es, sin duda, el más ruidoso fenómeno registrado en la literatura española en el medio siglo", escribió por aquel entonces, opinión que, medio siglo después, mantiene, según afirma.

En su libro, Delibes no considera a Cela un novelista. "Es un gran escritor sin género, un artífice de la prosa". Medio siglo después, el autor de El camino señala que Cela empezó a escribir "libros raros" a partir de La colmena . "El decía que proponía nuevos caminos a la narrativa", pero, al hacerlo, "se olvidó del suyo propio, del que había hollado hasta entonces con buen pulso y que a mí tanto me gustaba".

A Carmen Laforet, escribe Miguel Delibes, le perjudicó el "éxito explosivo" que consiguió son Nada , "una de las grandes novelas del medio siglo XX". El hecho de que transcurrieran los años sin publicar otra, "quiere decir que la novelista se teme a sí misma, teme no acertar a superarse, en una palabra, se siente impotente".

Y algo de ironía aplica Miguel Delibes cuando sostiene, al referirse a Juan Goytisolo, que "no es fácil cambiar el mundo con un libro pero nadie nos impide intentarlo".

Aragonario - Vocabulario básico bilingüe. Aragonés-Castellano y Castellano-Aragonés

Agenda