+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Análisis

El ejemplo de la felicidad

 

Joaquín Carbonell Joaquín Carbonell
23/11/2016

No hace ni quince días que saludé a José. Siempre que me acerco a Alloza paro en la casa del Pastor. Lo encontré jovial, con ganas de charlar y de reírse. Se ayudaba para caminar con un tacataca pero su cabeza se regía con una asombrosa lucidez. Tanta que me atreví a bromear sobre sus esperanzas de vida. Yo le pronostique unos cuantos años más, y le pregunté si se encontraba con ánimos de seguir celebrando cumpleaños. Tenía ánimos e ilusión. Nunca conocí a un hombre que agradeciese tanto al destino haber nacido y disfrutar de la vida. «Por mí no va a quedar...», me contó sin rodeos.

José es el ejemplo perfecto de la felicidad. Un ser humano que ha sabido pesar en una balanza lo que el destino nos depara y lo que nosotros aportamos a ese proyecto de vida. Él siempre entendió que la suerte llamó a su puerta el día en que nació, hace 101 años. Ni un reproche, ni una queja, nada que oponer a «una vida de primera».

Nunca calculé que su fin estaba próximo. Su fallecimiento me ha pillado desarmado, preparado para pasar cualquier mañana por su casa y volver a recordar esos pasajes de su riquisima existencia, esos viajes envidiables y esas gracias tan aragonesas. José poseía un humor socarrón, una forma de encarar las cosas que siempre dejaba la puerta abierta a la retranca. Yo le seguía la corriente y le animaba a expresarse con esa filosofía tan afectuosa. Recuerdo que a menudo me decía «Bien, chico, bien. Que vida mas buena he tenido. No se le puede pedir más».

Con José Iranzo se nos va un tipo de aragones genuino, un auténtico hombre hecho a sí mismo, el último folclorista que entendió la jota como una vocación más allá del mero espectáculo, por más que poseyera un sentido asombroso de la puesta en escena. Pero todos sus gestos eran naturales, sin ninguna impostura ni afectación. Se le recordará como un hombre bueno que no consintió tener enemigos porque nunca envidió a nadie. Y vivirá eternamente porque su voz y su estilo nunca caerán en el olvido.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº35 con la agenda cultural de noviembre de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.

   
3 Comentarios
03

Por Juanico 19:24 - 23.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si una cosa es el aragonès es socarròn por naturaleza. Sin ir màs lejos,yo mismo. Por ejemplo,hala maño,corre,que tù llegaràs lejos,por lo menos hasta Huesca. Socarròn puro de oliva. Si creìa en Dios estarà en el paraìso,en caso contrario estarà en la nada. Descanse en paz.

02

Por Aragonés 13:22 - 23.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Espero querido Joaquín, que sigas defendiendo lo aragonés ante el mal que la mayoría de corruPPtos nos auguran. Felicidades por haber hablado con José. Una buena persona y buen aragonés. DEP.

01

Por Jose 10:40 - 23.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Bienvenido de nuevo a estos foros, me gustaban siempre los temas que tratabas y cómo los tratabas y plasmabas en el papel, como éste por otra parte. Saludos.