+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

´El abrazo partido´, la diáspora emocional

 

07/04/2004

DIRECTOR Daniel Burman

INTERPRETES Daniel Hendler, Adriana Aizenberg

PAIS Argentina AÑO 2003

CINES Renoir

El abrazo partido posee la misma locuacidad de casi todas las películas argentinas de último cuño pero, al revés que muchas de ellas, apuesta por un estilo visual diferenciador y una mejor adecuación entre lo que se cuenta y la forma en que se cuenta: el texto no es lo único relevante. De montaje más entrecortado y movilidad en la cámara, rehuyendo el tono más convencional de películas como El hijo de la novia o la reciente Cleopatra , el filme realizado por Daniel Burman se acerca al ejercicio valiente e independiente de productos como Mundo grúa , auténticos rara avis en el cine argentino.

Casi toda la acción acontece en unas pequeñas galerías comerciales bonaerenses donde se dan cita una serie de personajes variopintos, para quienes la vida ha discurrido por cauces escasamente generosos. El protagonista principal, Ariel, es un joven de origen judío marcado por la ausencia del padre, que les abandonó hace 18 años para participar en una guerra idealista.

El relato va aportando elementos de conocimiento sobre lo que ocurrió entonces y lo que puede acontecer ahora, pero resolver el enigma del pasado no es lo más importante de la película. El peso del pasado es consistente, pero Daniel Burman se ocupa del presente, de los motivos que llevan a Ariel a iniciar su diáspora particular: quiere conseguir la nacionalidad polaca e iniciar un viaje por Europa.

La película se alimenta de notorias figuras de contrapunto, como el hermano que importa abejas, la rubia madura con la que el protagonista mantiene furtivas relaciones y la abuela que desea quemar su pasaporte polaco porque piensa aún en el Holocausto. Pero es Ariel quien lleva el peso. Su mirada a veces perdida, es la de quienes sienten el peso constante de la ausencia, ya sea la paternal o la de la tierra, la de quien le dio la vida y la del sitio donde uno quiere vivir.

Aragonario - Vocabulario básico bilingüe. Aragonés-Castellano y Castellano-Aragonés

Agenda