+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CERTAMEN DE GÉNERO DE REFERENCIA

El festival Aragón Negro esquiva el virus

Pese a la pandemia, el certamen celebrará 200 actos en 22 localidades aragonesas. Más de 50 escritores participarán de forma presencial en la cita, que este año premiará a Carmen Posadas y Manuel Marlasca

 

El festival se ha presentado este jueves en el Teatro Principal de Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO

RUBÉN LÓPEZ
14/01/2021

Pese a la pandemia, la comunidad vuelve a convertirse un año más, y ya van ocho, en el epicentro de la novela policiaca con la celebración del Festival Aragón Negro (FAN). El certamen ha plantado cara al virus y va a poder celebrarse, algo que no es baladí en estos tiempos pandémicos. Eso sí, la crisis sanitaria afectará lógicamente a esta octava edición, que no podrá llegar a 30.000 o 40.000 personas como en años anteriores. La organización se ha visto obligada a reducir espacios y aforos, pero en lo que no se ha recortado ni un ápice es en la calidad de las programaciones. De hecho, el festival que se celebra desde este viernes y hasta el 7 de febrero, va a congregar a autores de primer nivel, algunos tan conocidos como Carmen Posadas, Teresa Viejo, Lorenzo Silva o Carlos Zanón. En total, reunirá a más de 50 escritores que participarán de forma presencial en la cita, lo que aún tiene más mérito.

Además, Aragón Negro ha logrado mantener un buen número de actividades. Se realizarán unos 200 actos (cien menos que el año pasado) en un total de 22 localidades de la comunidad. Si ha podido mantener todas estas cifras ha sido en parte gracias a su apuesta por un modelo de festival "descentralizado". El certamen echó a andar en el 2014 circunscrito solo a la capital aragonesa, pero pronto empezó a extenderse por el resto de la comunidad. "Teníamos claro que queríamos llevar la cultura a muchas localidades, algo que nos diferencia porque somos el único festival de España que abarca todo su territorio, ya que los demás son de una única ciudad», ha recordado el director del festival, el periodista y escritor Juan Bolea, durante la presentación este jueves en el Teatro Principal.

Esa descentralización ha reforzado este año al certamen, ya que en algunos casos han sido las propias entidades locales o los municipios los que han impulsado las actividades con el apoyo del festival. De esta forma, Aragón Negro avanza en uno de sus retos: conseguir que los clubes de lectura de los municipios y las bibliotecas se conviertan  en programadores, vertebrando así la comunidad a través del festival y la cultura.

Esta octava edición redobla su apuesta por lo multidisciplinar y traspasa de nuevo la literatura programando espectáculos teatrales, películas, exposiciones o propuestas gastronómicas relacionadas con el género.  

'Crímenes reales, crímenes de ficción' ha sido este año el eje temático que ha inspirado la programación. "Se trata de un programa en el que regresaremos a escenas de crímenes reales y bajaremos a esa dura realidad con el apoyo de forenses, policías y periodistas de sucesos", ha explicado Bolea, que ha esado acompañado en la presentación por el consejero de Cultura de la DGA, Felipe Faci, el gerente de la Sociedad Zaragoza Cultural, David Lozano, y la directora general de Turismo de Aragón, Elena Allué.  

El festival, en el que colabora EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, vivirá su jornada grande el próximo 20 de enero con la celebración de la gala en el Teatro Principal. En ella, Carmen Posadas recibirá el Premio de Honor de la octava edición del festival, mientras que el periodista y escritor Manuel Marlasca recogerá el Premio Especial 'El mejor de los nuestros'. La gala, de acceso libre y que se transmitirá por 'streaming', estará amenizada por las actuaciones de Rosa Masip, Josete Ordóñez y alumnos de Bailaran Art Academy.

Además de Carmen Posadas y Manuel Marlasca han confirmado su participación Teresa Viejo, Ángel de la Calle, Lorenzo Silva, Mabel Lozano, Fermín Bocos, Beatriz Osa, José Miguel Abril, Pablo Sebastiá, Marta Robles, Patricia Artero, Mónica Miguel Franco, Boris Quercia, José Manuel González, Edilberto González Trejos, Pedro Híjar, María Frisa, Elia Barceló, Isabel Abenia, Fernando Rueda, Camino Díaz, Carlos Zanón, Rosa Masip, Fernando Marías, Raquel Lanseros, Josete Ordóñez, Graziella Moreno, Roberto Sánchez, Mariano Badía, Rubén Martínez Moreno, Roberto Malo, Víctor del Árbol, Mar Fanlo o Juan Bolea, entre otros.  

El festival celebrará programaciones en las siguientes sedes: Zaragoza, Huesca, Teruel, Calatayud, Pina de Ebro, Daroca, Tauste, Utebo, Gelsa, Calamocha, Valderrobres, Borja, María de Huerva, Alcañiz, Calamocha, Leciñena, San Mateo de Gállego, Monegrillo, Benasque, Estadilla, Alagón, Andorra y Fuentespalda. Estas tres últimas localidades participarán por primera vez en el festival.   

Exposiciones y ciclos de cine

En el capítulo de exposiciones destacan la bibliográfica sobre 'Grandes autores de novela negra', la muestra fotográfica de Mar Fanlo, la exposición 'Sueños rotos' de la mano del grupo 'El clik' o 'Expolio', de Judith Prat, entre otras.

Del mismo modo, la Filmoteca de Zaragoza ofrecerá el ciclo 'True Crime / Neo Noir' en colaboración con el Instituto Francés, con títulos como 'Jamais de la vie', de Pierre Jolivet; 'Trois jours et une vie', de Nicolas Boukhrief o 'In Cold Blood' / 'A sangre fría' de Richard Brooks, entre otras.

FNAC ofrecerá otro ciclo de cine, en este caso sobre crímenes reales, con títulos como 'El lobo de Wall Street', de Richard Brooks o 'American Gangster', de Ridleyv Scott.


Según Bolea, con las últimas siete ediciones de FAN se ha reactivado la novela negra y los géneros literarios en su conjunto en la comunidad aragonesa. "Hay muchos más autores nuestros que practican la intriga y la novela negra" y gracias a que el festival es "poco convencional", "abierto" e incorpora nuevas tendencias ha conseguido "abarcar nuevos públicos" de diferentes edades.

Ha añadido que los autores que participan en el Festival construyen charlas "diferentes". "No vienen a vender libros o presentar novedades", sino a hablar de experiencias, de su profesión, del arte y la inspiración, y eso "tiene un enorme interés y despierta vocaciones" entre el público.