+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL 'METOO' EN LA MÚSICA CLÁSICA

El fin de los directores de orquesta con licencia para acosar sexualmente

Ilustres batutas como James Levine, Charles Dutoit y Daniele Gatti han sido apartados de sus formaciones en los últimos años tras acusaciones de acoso sexual

 

El veterano director James Levine, al frente de la Sinfónica de Boston. -

El Periódico
13/08/2019

En los últimos 200 años, los primeras espadas de la música han sido reverenciados como dioses. Si hay una figura clara de poder dentro de la música clásica esa es la del director de orquesta, una posición que ha permitido que desde determinados podios directores como Herbert Von Karajan, Leonard Bernstein o Lorin Maazel utilizaran en el pasado la erótica del poder en su provecho, cuando no más burdamente, ejercieran el acoso sexual. A menudo la frontera que separa la seducción de la coacción ha sido un tanto difusa, o por lo menos lo era décadas atrás cuando oponerse o no a los deseos de un director de orquesta todopoderoso -y es sabido que en una aplastante mayoría, son hombres- podía suponer el despegue internacional de una intérprete o por el contrario quedarse en la cuneta. Los tiempos ayudaban a los acosadores. Entonces la presión del hombre frente a la mujer era considerada un simple galanteo. La violinista Anne-Sophie Mutter, famosa por haber sido descubierta por Karajan a los 13 años, atestiguó en una entrevista realizada en el 2017: "Cuando era joven, había muchos Harvey Weinstein alrededor". No entró en honduras y tampoco señaló a nadie.

Prueba de que los tiempos han cambiado es el estudio sobre acoso en el ámbito musical realizado en el Reino Unido por la Sociedad Incorporada de Músicos (el ISM). Así, un 65% de los encuestados reveló haber sufrido acoso o haber sido víctima de una conducta inadecuada por parte de directores, profesores u otros músicos. El porcentaje se eleva a un 72% entre los músicos autónomos, los más desprotegidos desde el punto de vista profesional. El estudio se dio a conocer en el 2017, meses después de hacerse públicas las primeras acusaciones del MeToo, lo que también ha favorecido que los músicos que presumiblemente habían sido víctimas de ese trato perdieran el miedo a revelarlo.

TRES CASOS CONTROVERTIDOS

Muy posiblemente esa ha sido la razón de que ilustres batutas como James Levine, Charles Dutoit y Daniele Gatti hayan sido colocados en la diana de las acusaciones de acoso, lo que les ha significado verse apartados de sus podios. James Levine, legendario director de la Metropolitan Opera House (Met) neoyorquina, que dirigió la institución a lo largo de cuatro décadas, fue relegado el pasado año, a los 75 años, cuando era ya un director emérito y se había apartado de la dirección aquejado de párkinson. La investigación llevada a cabo por el Met, que incluía el testimonio de 70 acusadores -chicos jóvenes, en su momento, de entre 16 y 18 a los que obligaba en la mayoría de los casos a una masturbación mutua- estableció que las pruebas eran suficientes y creíbles como para establecer que Levine "tuvo una conducta sexualmente acosadora antes y durante el periodo en el que que trabajó en el Met frente a artistas vulnerables en las primeras etapas de sus carreras, sobre quienes tenía autoridad", según anunció el comunicado.

Otro veterano, el director de orquesta suizo Charles Dutoit, de 83 años sí, los directores de orquesta son posiblemente los profesionales más longevos-, fue apartado de su puesto en la Philarmonica de Londres a finales del 2017 después de que ocho mujeres le acusaran con todo lujo de detalles como agresor sexual en el pasado. Siete meses más tarde, Dutoit aparecía en el festival de Montreux con su 'ex', la pianista Martha Argerich, que anuló todos sus compromisos para estar al lado del que fuera su marido brindándole apoyo. Las protestas, sin embargo, no han cedido en todos los conciertos en los que ha participado desde entonces.

Un caso parecido fue el del italiano Daniele Gatti, de 56 años, a quien la orquesta del Contergebouw de Ámsterdam fulminó de su titularidad tras la acusación de dos cantantes líricas y el malestar expresado por buena parte de las trabajadoras de la sala. El director ofreció un comunicado según el cual se comprometió a ser más consciente de su comportamiento respecto a las mujeres. El pasado mes de junio, Gatti creó una nueva orquesta en Milán, LaFil, creada a partir de financiación privada.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº35 con la agenda cultural de noviembre de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.