+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MÚSICA

Gustav Mahler Jugendorchester muestra una pasión intacta por la música en España

 

EFE
21/03/2017

Un reencuentro con la pasión por hacer música, "dándolo todo y muriendo por cada nota", eso es lo que promete la Gustav Mahler Jugendorchester (GMJO), la orquesta joven fundada hace más de 30 años por Claudio Abbado, que el 27 de marzo actuará en el Auditorio de Zaragoza.

"El foco son los músicos, no yo; esta no es mi orquesta, es la suya", solía decir de ella el exdirector de La Scala de Milán, según ha recordado hoy ante los medios Alexander Meraviglia-Crivelli, secretario general de esta formación, por cuyo seno han pasado destacados músicos del panorama actual, con motivo del concierto que ofrecerá esta noche en el Auditorio Nacional con una nutrida representación española.

El uso del nombre de Gustav Mahler para bautizar a la primera orquesta que integró a nacionalidades del otro lado del telón de acero, más allá del conocido apego de Abbado por las composiciones del checo, representa "la unión de todas las influencias de la música, de la diversidad y al mismo tiempo de la homogeneidad de la cultura" del continente.

En las últimas audiciones, cerca de 3.000 jóvenes de hasta 26 años se presentaron a unas pruebas que, de Madrid a Minsk, buscan año tras año nada más que "al mejor". Casualmente, la cuarta parte de sus integrantes son a día de hoy españoles.

"Nosotros no cobramos, pero pagaríamos por estar aquí", ha asegurado Paula Romero, violista que disfruta de su tercer año en la GMJO y uno de los 31 instrumentistas titulares españoles en la "gira de Pascua" (hay otros 70 en lista de espera, por si se les necesita).

Irene Navarro, clarinetista, ha señalado que "formar parte de ella supone salir de lo rutinario y hacer música de verdad", con compañeros y tutores "que son un lujazo", mientras que el trompetista Yael Fiusa, que ya tiene destino cuando acabe su paso por aquí, ha destacado el "buen rollo" desde la misma prueba de ingreso.

"Yo soy hijo de un carpintero muy humilde y en mi casa no llegábamos a final de mes; por eso, sé que esto te puede cambiar la vida y soy consciente de la importancia de que la selección sea muy rigurosa", ha subrayado el director de orquesta Martín Baeza Rubio, que formó parte de la GMJO en 1996 y es ahora miembro del jurado.

Baeza Rubio ha destacado que quienes colaboran con el proyecto no lo hacen "por dinero, sino por los jóvenes", uno de los principios que atrajo a figuras de la talla de Pierre Boulez o Mariss Jansons pese a tener que rebajar sus cachés.

Para esta orquesta "casi privada", la supervivencia pasa mayoritariamente por lo que perciben de los promotores, pero eso no hace de ella una empresa "comercial", sino más bien "una asociación sin ánimo de lucro" que apuesta por programas independientes, en los que caben repertorios muy difíciles.

En su concierto de esta noche bajo la batuta de Daniel Harding y acompañados por el barítono alemán Christian Gerhaher, interpretarán la "Quinta Sinfonía" de Bruckner y "Altenberg Lieder", que es el nombre por el que se conoce a las "Cinco canciones orquestales" compuestas por Alban Berg entre 1911 y 1912.

No acabará ahí su periplo por España, que proseguirá en el Palau de la Música de Barcelona el 26 de marzo, dentro del ciclo BCN Clàssics, y en el Auditorio de Zaragoza un día después. Ya en septiembre, tras la "gira de verano", comenzarán de nuevo las audiciones. 

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla