+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Hongos

 

JOSÉ MIGUEL Martínez Urtasun
10/10/2014

Desde hace ya bastantes años, aunque no tantos, Aragón se ha reencontrado con uno de sus recursos naturales, las setas.

Afición minoritaria hace décadas --apenas el robellón-- y hoy pasión de muchos, entre los que también se encuentran quienes tratan de redondear sus economías sirviendo el preciado fruto otoñal del monte. Que, en ocasiones, son auténticos depredadores de estas delicadas especies.

Poco a poco se van imponiendo los cotos municipales, probablemente la única forma de que los lugareños se aprovechen sus recursos naturales y, a la vez, se ordene esa auténtica peregrinación de aficionados y arribistas en busca de hongos. Ya hay experiencias satisfactorias, pero todavía minoritarias. Y aunque desde el gobierno de Aragón se suelen difundir recomendaciones y prohibiciones diversas para estos micólogos de ocasión, todavía son demasiados quienes acuden a depredar el monte, por ejemplo, con bolsas de plástico. Y en tales cantidades que los ímprobos esfuerzos de forestales y 'sepronas' se quedan todavía cortos.

Hemos de ser conscientes de las riquezas que atesora nuestro territorio y convertir en virtud el ser pocos en tan amplio espacio. Otras comunidades, especialmente Soria, pero también Navarra, han conseguido situarse en primera línea en la difusión de la cultura de los hongos, por no hablar de catalanes y vascos, ávidos consumidores. Aquí, una vez más, vamos retrasados, aunque sean muchos los foráneos que vienen a por nuestras setas. Pues que paguen las tasas correspondientes.

Aunque, eso sí, ya se puede afirmar que hemos superado otra de las sempiternas carencias, pues las setas ya están en nuestros bares y restaurantes; a veces hasta llegando a aburrir. Pero es lo que hay que hacer, aprovechar la temporada, la producción y acercársela al gran público, en forma de tapas, platos, menús, jornadas, lo que sea.

Confiando en los expertos y con moderación, pues si bien levemente, las setas son tóxicas, por lo que no conviene abusar de ellas. Pero ya que están, aprovechémoslas.

Noticias relacionadas

Aragonario - Vocabulario básico bilingüe. Aragonés-Castellano y Castellano-Aragonés

Agenda

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla