+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FESTIVAL ARAGÓN NEGRO

Juan Bas: "'Pájaros quemados' es quizá mi novela negra más pura"

 

El escritor bilbaíno Juan Bas estuvo ayer en la Fnac de Zaragoza presentando su última novela, 'Pájaros quemados'. - NURIA SOLER

LAURA LATORRE
28/01/2016

En el marco del Festival Aragón Negro (FAN), el escritor Juan Bas (Bilbao, 1959) presentó ayer su última novela Pájaros quemados. Una novela negra, coral en la que distintos personajes atormentados y al límite unidos por "el azar y el caos" en un fin de semana de agosto durante una ola de calor. Con su habitual humor negro, Bas presenta esta novela de carretera con un ritmo "uniformemente acelerado"

 

--¿Cómo decide plantear Pájaros quemados como una novela coral?

--Me apetecía un ejercicio narrativo de hacer una novela de ritmo muy rápido, de historias cruzadas. Me parecía una buena fórmula con humor negro sin que ese humor negro se cargara la seriedad de las tramas, la entidad dramática de la novela. El fin era conseguir atrapar al lector y que leyera la novela en un par de sentadas.

 

--El género negro parece algo frío, oscuro, sin embargo Pájaros quemados está ambientada en pleno mes de agosto en España...

--Me pareció que una ola de calor en pleno agosto con unos personajes que, ya de por sí, tienen las tuercas un tanto flojas, se las iba a aflojar aún más e iba a tensar aún más las cosas, como de hecho así es. Quería que se desarrollara todo en 48 horas.

 

--Destaca crueles realidades de la actualidad española como el paro, la corrupción, los chantajes, las preferentes...

--Es la España actual, con los elementos muy condicionados y algunos determinados directamente por la crisis económica.

 

--¿La crítica social, por tanto, es un valor fundamental en la novela negra?

--No es imprescindible, pero desde luego siempre ha sido uno de los rasgos de la novela negra clásica: que también sea una crítica social, una visión negra, nunca mejor dicho, de la sociedad que retrata y de sus miserias y de sus cloacas. En este caso lo que hice fue elegir una serie de personajes un tanto clichés, arquetípicos incluso, lo cual es peligroso porque puedes caer precisamente en el tópico, y retorcerlos, llevarlos más allá, llevarlos al límite y de esa manera procurar escapar del cliché.

 

--Es curioso el personaje de María Dolores Ferroso, ex presidenta de Castilla la Mancha, que recuerda a un personaje real...

--Sí, hay una mezcla. Es un personaje propio pero evidentemente hay un aire claro a una mezcla entre Esperanza Aguirre y Cospedal.

 

--La trama del cura pederasta, ¿va más allá y sirve para criticar a la Iglesia como institución?

--Con los años yo creo que me crecen las orejas y la clerofobia. Detesto a los curas, en todas mis novelas mato a uno. Detesto al clero y a la Iglesia en general. Entonces sí, hago sátira y crítica.

 

--El humor negro, una constante en su narrativa, ¿qué papel juega en esta novela?

--Era inevitable incluirlo por las características de algunos personajes. Esta es quizá la novela negra más pura de mis novelas, pero me pareció que meterle unas dosis de un humor ácido y esperpéntico cargaba bien las tintas.

 

--¿Dónde está el límite del humor negro? ¿Le preocupa molestar a alguien?

--El límite del humor negro está a veces en el Código Penal y en cuestiones de mero sentido común.

 

--¿Qué tiene el humor negro para gustar tanto?

--Que es un humor ácido, con mala leche. Pero para que funcione tiene que ser bueno. La diferencia entre el humor negro español y el británico respecto a la muerte es que el humor británico se ríe de la muerte y el humor español se ríe del muerto.

 

--Fernando Marías destaca la influencia Valle Inclán y Tarantino en Pájaros quemados.

--Se refiere sobre todo a las descargas de violencia que hay, que me pareció que eran necesarias.

--Algunas escenas son bastante gráficas...

--Procuro que mis novelas sean literarias pero me ha salido una novela muy cinematográfica, estaría bien que la llevaran al cine. Se la he ofrecido a varios productores, a ver qué pasa.

 

--¿Cómo ayudan festivales como el FAN a difundir el género y captar nuevos lectores?

--Hay muchísimos festivales de novela negra en España, probablemente demasiados. Aragón Negro creo que es de los festivales que está cogiendo auge, se está haciendo muy bien. La idea de bifurcarlo en bastantes ciudades por todo Aragón creo que es un gran acierto y le auguro muy buen futuro y está muy bien que exista.

 

--Y ¿qué significa venir al FAN a presentar Pájaros Quemados?

--Un reconocimiento, una cortesía a que tengan ganas de que la nueva novela forme parte de él y yo en definitiva. Ser invitado a un festival siempre es un honor.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº31 con la agenda cultural de junio de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.