+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PERSONAJE RECURRENTE

El mito de Casanova en el cine: 11 películas, clasificadas de mejor a peor

Vincent Lindon protagoniza la última aproximación al eterno seductor

 

El mito de Casanova en el cine: 11 películas, clasificadas de mejor a peor -

NANDO SALVÀ
08/02/2020

Fue uno de los personajes más fascinantes del siglo XVIII, incansablemente carismático, inteligente y transgresor. Aprovechando el estreno de Casanova, su último amor el título lo dice todo, recordamos algunas películas inspiradas en su mito, ordenadas de acuerdo a su interés, de mejor a peor.

1. INFANCIA, VOCACIÓN Y PRIMERAS... (1969)

Dirigida por LUIGI COMENCINI

De la religión al libertinaje

Como su título, Infancia, vocación y primeras experiencias de Giacomo Casanova, veneciano, deja claro, recorre los años formativos del personaje, y para ello se inspira en los primeros cinco capítulos de sus memorias que, ojo, ocuparon 12 volúmenes. Relata cómo fue criado por su abuela y luego recibió una buena educación gracias a un abad, y hasta estuvo a punto de hacerse sacerdote. Y mientras plantea ese conflicto que anida en su interior entre la vocación religiosa y los tentadores caminos del libertinaje, Comencini describe con detalle la sociedad veneciana del siglo XVIII, decadente e hipócrita y azotada por las desigualdades económicas.

2. CASANOVA (1976)

Dirigida por FEDERICO FELLINI

La lucha entre el cuerpo y el alma

Evita varias de las trampas en las que muchas películas sobre el aventurero italiano suelen caer. No lo vulgariza como un mero recipiente de deseos sexuales, ni lo idealiza como un héroe amoroso modélico, ni lo ignora como persona. Es el retrato de un hombre erudito para quien los asuntos amorosos y sexuales están condicionados por el deseo de comprender la naturaleza humana. Fellini echa mano de un humor y un sarcasmo que, eso sí, están cargados de compasión por lo que Casanova representa: nuestra lucha constante entre el idealismo y el materialismo, y entre las necesidades del alma y las del cuerpo.

3. LA NOCHE DE VARENNES (1982)

Dirigida por ETTORE SCOLA

Quebrado y desilusionado

Acompaña al personaje durante un viaje en carruaje en el que él y el resto de pasajeros se ven atrapados en el epicentro de la Revolución Francesa. Es una película dotada de algunos momentos deslumbrantes y de otros francamente tediosos en la que, eso sí, destaca la interpretación de Marcello Mastroianni en la piel de nuestro héroe. Se trata de un Casanova quebrado y desilusionado, que lo ha visto y hecho todo y, claro, está cansado. Sigue siendo vanidoso pero se siente demasiado saciado por los excesos pasados como para interesarse en los futuros, y por tanto esquiva a las mujeres que su reputación atrae.

4. LA GRAN NOCHE DE CASANOVA (1954)

Dirigida por NORMAN Z. MCLEOD

Pasado por el tamiz del humor

Un humilde sastre genovés acostumbra a hacerse pasar por Casanova para seducir a las damas, pero siempre descubren su engaño; cuando el verdadero Casanova huye de la ciudad para escapar de sus acreedores, lo convence para que ocupe su lugar. En la piel del imitador, el actor Bob Hope saca punta al marcado contraste entre los rasgos y cualidades del héroe del título y los del personaje que él encarnaba habitualmente en su cine, y entretanto recurre al tipo de humor tosco que lo hizo famoso. En todo caso, es una de sus películas más divertidas y, al parecer, una de las favoritas de Woody Allen.

5. EL REGRESO DE CASANOVA (1992)

Dirigida por EDOUARD NIERMANS

Alain Delon y él comparten momento vital

Cuando la protagonizó, Alain Delon había dejado atrás sus años de gloria cinematográfica y por tanto resulta muy fácil identificar los paralelismos entre intérprete y personaje. Después de todo, se trata del retrato de un hombre que poco a poco va siendo consciente de su propia obsolescencia, y para capturar esa tragedia el actor francés se sitúa en un registro que combina la ironía autoconsciente y la sutil melancolía. Sin duda, ese juego de espejos es lo más destacable de una película que por lo demás no se preocupa lo suficiente por dotar de autenticidad ni a los personajes ni la época que habitan.

6. CASANOVA (1927)

Dirigida por ALEXANDRE VOLKOFF

Incongruentemente caballeroso

Estructurada a la manera de una colección de historias cortas, acompaña al personaje del título mientras avanza de una aventura a la siguiente y viaja de Venecia a Austria y de allí a Rusia para regresar finalmente a Venecia, siempre al servicio de las mujeres. Llegado el momento, eso sí, se ve obligado a dejar de llevar una vida disoluta y escoger entre dos damas. Se trata de un Casanova incongruentemente caballeroso, que se deleita engañando y robando a otros hombres especialmente a los que considera indignos pero que se siente devastado en cuanto se da cuenta de haber lastimado a una mujer.

7. EL CABALLERO MISTERIOSO (1948)

Dirigida por RICCARDO FREDA

Un precursor del 007

Aunque está proscrito, Casanova regresa a Venecia para ayudar a su hermano, acusado de haber robado unos documentos; no tarda en descubrir que en realidad los responsables del delito son una sociedad secreta a las órdenes de la emperatriz Catalina II de Rusia. A partir de un guion coescrito junto a Mario Monicelli y Steno, el director Riccardo Freda convierte a su mítico protagonista en un intrépido espía; en realidad, dentro de lo que cabe la película no es muy distinta de una intriga temprana de 007. Sea como sea, el actor Vittorio Gasman dijo una vez que era la única que se arrepentía de haber hecho.

8. CASANOVA Y COMPAÑÍA (1977)

Dirigida por FRANZ ANTEL

El amante impotente y su doble

Su versión del personaje, encarnado por Tony Curtis, es un hombre extremadamente habilidoso a la hora de seducir a las mujeres pero que, a causa de tantos años en la cárcel, ha perdido sus facultades a la hora de satisfacerlas. Para ocultar su impotencia y recuperar su recupación bajo las sábanas se hace con los servicios de un doble también encarnado por Curtis, pero el plan acaba haciendo aguas de varias formas presuntamente cómicas. El resultado es poco más que un episodio alargado de sitcom adornado con señoras que enseñan los pechos y rudimentarias escenas de acción.

9. CASANOVA (2005)

Dirigida por LASSE HALLSTRÖM

Un libertino demasiado romántico

A causa de su enfrentamiento con la Iglesia Católica, Giacomo Casanova se ve obligado a buscar una esposa respetable o será expulsado de Venecia. En su piel, el actor Heath Ledger aporta una convincente mezcla de virilidad y sofisticación; no es culpa suya que la película no funcione. Su principal problema es que adopta un enfoque del todo pueril: por un lado, carece por completo de sensualidad contiene tan poco contenido sexual que parece haber sido editada para ser vista en un avión; por otro, traiciona el espíritu del personaje con el fin de emocionarnos con sus intentos de reforma romántica.

10. CASANOVA VARIATIONS (2014)

Dirigida por MICHAEL STURMINGER

John Malkovich hace de sí mismo

La película trata de capturar el mito de su personaje principal en una narrativa que combina el lenguaje del teatro, el del cine y el de la ópera, pero lo único que logra es transmitir afectación y tedio. Sobre el papel tiene sentido que la protagonice John Malkovich, que ya encarnó con maestría a un cínico libertino en Las amistades peligrosas. Sin embargo, el actor pasa las dos horas de metraje empeñado en hacer de sí mismo y exhibir el catálogo de tics que llevan tiempo acercándolo a terrenos autoparódicos, mientras declama una sucesión de parrafadas pomposas, confusas e irritantes.

11. CASANOVA (1987)

Dirigida por SIMON LANGTON

La caída de ojos de Richard Chamberlain

Recorre de principio a fin la vida del personaje, prestando especial atención a la persecución que sufre no tanto por sus crímenes como por las ansias de venganza de los maridos y las familias de las mujeres a las que seduce. El resultado vendría a ser como una película de porno suave a la que se le han amputado todas las imágenes jugosas, y en el que hay aún menos tensión dramática de la habitual en el subgénero. Se limita a ofrecer una sucesión de escenas en las que, pese a que la peluca y el colorete no le favorecen, el actor Richard Chamberlain encandila a las damas con una simple caída de ojos.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla