+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRÍTICA DE MÚSICA

La moda en el hip hop tiene un nombre

 

Sho-Hai y Ossian durante el concierto en la sala Oasis de Zaragoza que se llenó para despedir ‘La última función’. - D. M. B.

Daniel Monserrat Daniel Monserrat
01/04/2019

Decir a estas alturas que Sho-Hai, Gran Mago Beodo, Hate o El rey de las cantinas (elijan el nombre que les gusta porque Sergio Rodríguez, su nombre real, se siente cómodo con todos ellos) es un huracán sobre el escenario cuando se pone a soltar sus bombas en forma de hardcore, no sorprende a nadie. O no debería. Y con esa carta de presentación, el MC de Violadores del Verso regresaba a Zaragoza, en esta ocasión a la sala Oasis (que se llenó hasta la bandera) para despedir la gira de La última función, su segundo disco en solitario con el que se ha recorrido la geografía española durante más de un año.

Dicho esto, Sho-Hai se presentaba en la Oasis, acompañado de Ossian y UveDoble Cheff a los platos, con un espectáculo más que rodado en el que casi no hay un instante de tregua. Y eso fue lo que se pudo disfrutar el sábado ante un público entregado antes casi del comienzo (justo es reconocerlo) y que no dudó en rechazar ninguno de los desafíos que les presentó El rey de las cantinas.

Durante las casi dos horas que duró el concierto, Sho-Hai tuvo tiempo, además de para cantar, para lanzar proclamas antiVox y a favor de la diversidad de su barrio así como de reivindicar el «verdadero hip hop»... y, cómo no, para invitar a la crew de la que se ha rodedado para ir creciendo en el mundo de la música. Por el escenario de la sala Oasis pasaron Xhelaz como no podía ser de otra forma y Kase.O. Los cuatro juntos cantaron Viejos ciegos después de que Kase.O tuviera un mano a mano con el propio Sho-Hai en la que interpretaron Pequeños lujos. Fue ya en la recta final del concierto, de hecho, ya había hecho el amago de retirarse y era la época de los bises cuando se desató una locura que se remató con la presencia también en el escenario de RdeRumba con lo que Sho-Hai quiso rendir homenaje a todos los que le habían permitido dar luz a este su segundo trabajo.

El sábado por la noche, en un momento dado, Xhelazz, sobre el escenario, proclamó que los artífices del rap en Zaragoza (Violadores del Verso) y en parte de España «son la moda pero no porque la sigan sino porque ellos son la moda». Y así, abriendo camino y haciendo Historia, se empezó a escribir la historia de Violadores del Verso... que sigue muy viva.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº32 con la agenda cultural de julio y agosto de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.

   
1 Comentario
01

Por joseluisramos 10:07 - 01.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Nunca he visto moda más estúpida que el hip hop en la música .