+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNESCO

La música negra de Marruecos, Patrimonio de la Humanidad

Esta es una mezcla de sonidos producidos principalmente por castañuelas de metal y sus letras religiosas representan lo profano con lo sagrado

 

Música negra Gnawa de Marruecos. -

EL PERIÓDICO
13/12/2019

La música negra Gnawa de Marruecos, en la que predominan los sonidos producidos por castañuelas de metal y el guembri, entró en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, informó elorganismo reunido en Bogotá.

"El vocablo 'Gnawa' designa un conjunto de producciones musicales, representaciones, prácticas de confraternización y rituales terapéuticos que mezclan lo profano con lo sagrado", señaló el organismo en un comunicado.

Identidad cultural marroquí

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) detalló que esa manifestación cultural viva es "una música de cofradías sufíes" con letras religiosas que "invocan a los antepasados y los espíritus" cuyo origen data al menos del siglo XVI.

En esa época, la "Gnawa" era usada exclusivamente por esclavos, pero actualmente es considerada como "parte integrante" de la cultura e identidad polifacética de Marruecos. La decisión sobre ese ritmo la tomó el XIV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, que se reúne desde el pasado lunes en la capital colombiana para analizar y debatir sobre 41 manifestaciones postuladas para sumarse a la lista.

Prácticas rituales

"Los practicantes de este elemento en las ciudades ejecutan ritos de posesión terapéuticos que revisten la forma de veladas en las que, al compás de sucesivos ritmos y trances, se mezclan prácticas africanas ancestrales y elementos árabes y musulmanes, así como expresiones culturales típicamente bereberes", agregó la Unesco.

El organismo señaló que las comunidades que realizan esta práctica en zonas rurales ofrendan comida a los "santos morabitos" y los músicos interpretan instrumentos de cuerda como el guembri y los crótalos. Por su parte, en las zonas urbanas de Marruecos los participantes visten prendas coloridas, mientras que en "las comarcas campesinas predominan los ropajes blancos con abalorios".

Otras manifestaciones en la lista

Al igual que esa manifestación de Marruecos, la Unesco incluyó en su lista de patrimonio el Carnaval de Podence en Portugal y las danzas navideñas peruanas de "Hatajo de negritos" y "Las Pallitas".

De igual forma, aprobaron el ingreso de la celebración del Perdón Celestiniano, que tiene lugar en la ciudad y provincia italiana de L'Aquila; la práctica de la danza y la música tradicionales del Valle de Setesdal (Noruega), y el "Drotárstvo", práctica artística y artesanal con alambre (Eslovaquia).

Igualmente incluyó las procesiones de Semana Santa en Mendrisio (Suiza); la práctica del arpa irlandesa (Irlanda) y el arte marcial tradicional del "Pencak-silat" (Indonesia). La Unesco anunció ayer la inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de varios elementos de países como España, México, Brasil, Bolivia, y República Dominicana.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla