+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA INTÉRPRETE CUMPLE 60 AÑOS DE TRAYECTORIA

«No he sentido presión para lograr cosas por encima del hombre»

La actriz Marisa Paredes recibió ayer el premio Luis Buñuel en el Festival de cine de Huesca en el Teatro Olimpia

 

Marisa Paredes, ayer, junto a la fotografía en la que estampó su firma como es tradición. - JORGE DUESO

EFE
13/06/2019

La veterana actriz Marisa Paredes admite que hubo un tiempo en el que el cine mostraba a la mujer como un personaje «débil, endeble y al servicio de la historia», pero al tiempo destaca que «nunca» ha sentido la presión de tener que conseguir cosas «por encima del hombre». Así de contundente se mostró Paredes, con más de seis décadas de profesión a sus espaldas, en el marco del Festival Internacional de Cine de Huesca, que le otorgó el Premio Luis Buñuel en reconocimiento a su larga trayectoria en una gala que se celebró en el Teatro Olimpia.

La actriz, que ocultaba sus ojos tras unas gafas de sol a causa de una conjuntivitis, explicó que en la profesión cinematográfica siempre ha tenido la mujer una «cierta libertad» mayor que en otros oficios. A su juicio, el hecho de que las mujeres hayan sido en muchas ocasiones empresarias en el mundo del cine ha permitido que se les mirara «más de igual a igual que en otras profesiones». Admitió la posibilidad de que algunas actrices se hayan visto en determinadas ocasiones en «situaciones de inferioridad», aunque ha asegurado que no cree que esta sea la norma habitual.

UN LUGAR PROPIO

 Además, quiso resaltar que desde los años 70 del pasado siglo, en los que la moda del «destape» presentó a la mujer en función de lo que le sucedía al protagonista masculino, el papel de las mujeres, tanto en el cine como en la vida, ha ido tomando un lugar propio, con personajes «más profundos, fuertes y potentes». Una nueva situación, añadió, en la que, entre otras cuestiones, la aparición de realizadoras femeninas ha permitido desarrollar personajes femeninos más complejos.

En sus casi 60 años en el mundo del cine, Paredes aseguró que la «capacidad de resistencia» es fundamental para mantenerse en la profesión sobre todo, subrayó, «en los momentos más difíciles, cuando piensas que nadie va a llamar». «Hay que entregar mucho de ti misma en este oficio –añadió–, en el que cada trabajo es algo nuevo, en el que necesitas poner toda tu alma y en el que la resistencia tiene que ver con el deseo profundo de que cuenten contigo».

La actriz resaltó, por otra parte, la importancia del mundo del teatro en su vida y de la figura de Fernando Fernán Gómez, quien no solo le hizo ver el «verdadero sentido» del teatro sino que le enseñó «que había que plantearse la profesión desde la honradez, la honestidad y la verdad». Tras resaltar la colaboración que había mantenido con realizadores teatrales como Lluís Pasqual o José Carlos Plaza, destacó que «el teatro es un aprendizaje que nunca termina» porque cada director pide nuevas cosas, y porque cada personaje y cada historia es algo a lo que hay que enfrentarse «con lo que tienes y con todo lo que pueda sacar de ti el director».

Además, quiso resaltar que no recuerda de forma especial ninguna película en particular de su filmografía ya que todas conforman «una sinfonía en la que todas las notas están unidas», pero ha admitido que Tacones lejanos, de Pedro Almodóvar, fue un punto de inflexión que le abrió las puertas del cine europeo y latinoamericano.

«MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS»

Desde ese momento, añadió, la profesión del cine pasa de ser para ella «de algo más doméstico a extenderse más allá de las fronteras». De familia humilde, reconoció que su «rebeldía» y el apoyo de su madre le permitieron dedicarse a la profesión del «artisteo», en un momento en el que su padre «pensaba que debía estudiar mecanografía o taquigrafía, casarse y tener hijos».

Ahora, 60 años después, se encuentra en Huesca para recoger un premio en reconocimiento a una carrera que lleva el nombre de Luis Buñuel, un realizador del que, afirmó, «hubiese sido maravilloso conocerle». Está convencida de que el lenguaje del cine es universal ya que el ser humano «se parece en todas partes», y aunque reconoció que cada país aporta su propia cultura se muestra convencida de que «cuanto más local pueda parecer algo, también puede resultar más universal».

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº31 con la agenda cultural de junio de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.