+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SALAS DE CINE

«No tenemos ningún miedo a volver al cine»

Los Grancasa abren sus siete salas limitadas a un 33% del aforo por seguridad

 

El interior de los cines Gran Casa, minutos antes del inicio de una de las primeras sesiones - CHUS MARCHADOR

JUAN DEL PRIN ALFRANCA
29/07/2020

Desde que se implementó el Estado de Alarma y cerraran todos los negocios que no se consideraban imprescindibles, las salas de cine de toda España se han mantenido cerradas, y algunas han ido reabriendo progresivamente conforme se alcanzaba la ‘nueva normalidad’. Ayer fue el turno de la reapertura de Cinesa Gran Casa, que lo hizo con todas las medidas sanitarias y una reducción de su aforo.

 «Estamos preparados y muy emocionados de volver a recibir a nuestros clientes. Son clientes habituales, del barrio, y venir al cine es una parte más de su vida» comenta Antonio Puerto, gerente de las salas de cine Cinesa Gran Casa. Las medidas sanitarias que han acompañado a esta reapertura han sido las habituales: gel hidroalcohólico localizado en puntos de salida y entrada, distanciamiento social en las colas de espera… Por su parte Cinesa ha implementado unas medidas sanitarias complementarias a las institucionales: en las siete salas se ha reducido el aforo al 33% permitiendo la distancia necesaria: «Tenemos bloques de dos personas sin nadie alrededor, ni delante ni detrás, a los lados de estas hay cuatro butacas de separación.» explica Puerto. Por otra parte, en el bar del hall se han eliminado los dulces a granel para evitar cualquier infección de los alimentos. Las palomitas, eso sí, se han mantenido.

 Antes del Estado de Alarma y la clausura de las salas, estos cines contaban con un espacio de 15 minutos entre sesión y sesión para limpiar cada sala.Actualmente, con las medidas implementadas, este tiempo se ha cuadruplicado , pasando a tener una hora para, además de las labores habituales de limpieza, desinfectar pomos, barandillas, reposabrazos, portavasos y cualquier otro objeto que haya estado en contacto con los anteriores clientes. Un método que junto a la reducción de las entradas hace más segura la experiencia audiovisual.

«Hay salas que han abierto con películas clásicas, taquilleras, nosotros lo hemos hecho con estrenos: Scooby!, Super Agente Makey, Voces y Padre no hay más que uno 2», explica el gerente, que además señala la fuerte presencia de las producción española, que ha apostado por la reapertura de las salas de cine.

 Con el aforo reducido, la imagen de los cines resulta chocante, pero es algo que no impide a muchos  volver a disfrutar del cine en esta ‘nueva normalidad’  «Venimos sin miedo, siguiendo las medidas sanitarias, manteniendo la distancia de seguridad e intentando no tocar nada. Hemos encontrado a poca gente, eso sí.»comenta Emilio, uno de los primeros clientes. «He mirado la cartelera en la página web pero no sabía que hoy el día  en el que re-abrían, venía porque era el día del espectador. Es la primera vez que volvemos al cine desde el Estado de alarma. Alguna amiga ha venido ya al cine y me ha comentado que se respetaban todas las medidas, así que no tenemos ningún miedo a volver. Con las mascarillas y el gel hidroalcohólico en el bolsillo, eso sí.», cuenta Begoña, que ha encontrado en la vuelta al cine un buen plan veraniego que compartir con su hijo.

«La gente viene tranquila, por lo que me ha llegado a mi hay gente con muchas ganas de volver al cine»,explica el gerente Antonio Puerto. Una novedad que ha incluido esta reapertura es la presencia de un ‘recibidor’,  un empleado que situado a la entrada del hall recibe a los clientes y  acompaña en función de la sala que van a acceder y les explica las medidas que han de seguir una vez se encuentren en el interior de estas.