+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Prames restaurará la muralla colindante con el Muro de Roda

 

EL PERIODICO ZARAGOZAEL PERIODICO ZARAGOZA 23/08/2004

La dirección general de Patrimonio Cultural del Departamento de Educación, Cultura y Deporte de Aragón ha adjudicado a la empresa Prames la restauración del tramo de la muralla colindante con la puerta principal del Conjunto de Muro de Roda en La Fueva (Huesca).

La adjudicación ha tenido lugar tras una tramitación ordinaria, por procedimiento abierto y por concurso. El importe de adjudicación se eleva a los 89.999,84 euros (unos 15 millones de pesetas).

El nombre originario del Muro de Roda fue Muro Mayor y constituyó una pieza clave dentro del sistema defensivo del Sobrarbe desde que el rey Sancho III conquistó estas tierras a los musulmanes en el siglo XI.

Su elevada altitud, a más de 1.000 metros, y estratégica ubicación le permitieron dominar no sólo el territorio de La Fueva, sino también el importante eje de comunicaciones del Cinca. Además en ese tiempo tenía comunicación visual con otros castillos de la zona como, el de Aínsa, Samitier, Morillo de Moclús o Troncedo.

El topónimo aragonés Muro hace referencia a un lugar elevado con alguna fortificación u otro elemento defensivo, generalmente de época medieval. Su acceso es por una rampa empedrada que conduce hasta un amplio portal bajo arcada de medio punto que da entrada al recinto. A su lado, se alza la iglesia de San Bartolomé, con torre almacenada y tres ábsides. El recinto murado es de forma ovalada y de gran longitud y está integrado por una larga muralla que se orienta de norte a sur.

Esta no es la primera intervención de Prames en este lugar, ya que en el año 2000 sus trabajos fueron encaminados hacia la rehabilitación del conjunto monumental de Muro de Roda, término municipal de La Fueva; la limpieza, desbroce, apuntalamiento de muralla, apuntalamiento de varios edificios y demoliciones. También se creó un acceso por pista desde Tierrantona; se trabajó en las iglesias de Santa María y de Santa Bárbara; y en la reconstrucción del murete superior del conjunto de Muro de Roda en la Fueva.