+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRÍTICA

Shakespeare, en la lluvia ácida

 

Javier Losilla Javier Losilla
19/03/2019

El ruido y la furia. Eso es Blade Runner, ese espléndido artefacto audiovisual y distópico dirigido por Ridley Scott, estrenado en 1982 y que hoy, 37 años después se mantiene tan fresco. «La vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, que no significa nada», escribió Shakespeare en Macbeth. Da lo mismo la vida de los humanos que la de los replicantes. Todos tenemos fecha de caducidad. «¡Lástima que ella no pueda vivir, pero, ¿quién vive?», le dice el parco Gaff al blade runner Rick Deckard, refiriéndose a la replicante Rachel. El domingo, dentro de ese excelente ciclo de películas con música en directo llamado Retina, el cuarteto barcelonés Seward intervino en directo con notables resultados el audio de la película de Scott.

Si recuerdan, la acción de Blade Runner se sitúa en 2019, en un Los Ángeles azotado por una brutal contaminación ambiental y sonora, un caos circulatorio, un tránsito interminable de ciudadanos de todas las razas y una insoportable soledad en medio de un enorme bullicio. Vangelis, autor de la banda sonora, compuso para la cinta una música excelente, empapada por la lluvia de la nostalgia, de un tiempo irremediablemente perdido. Seward, en su acercamiento a la cinta, acentúa la perturbación distópica, abunda en el ruido y la furia, contribuye a que la atmósfera sea más agobiante. Manipula los diálogos, casi los oculta a veces con el volumen de la música, interactúa en ocasiones con la partitura de Vangelis y, sobre todo, a través de un pachtwork de polución electrónica, instrumentos de cuerda disonantes, distorsiones y sampleos crea una nube tóxica que no da respiro al espectador. Bueno, en un par de ocasiones sí lo da, con no poca ironía, recurriendo a la copla y sus alrededores. Tiene además Seward especial cuidado en que el monólogo final, hamletiano, del Nexus 6 Roy Batty («I’ve seen things you people wouldn’t believe…»), no sea engullido por el nuevo score. Seward y Blade Runner. El resto es silencio.