+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ramón acín

«Sin la guerra africana no hubiera existido la guerra civil como existió»

Lorenzo Silva presentó ayer su último libro, ‘Recordarán tu nombre’, en el museo Pablo Serrano de Zaragoza

 

Lorenzo Silva, ayer, en el museo Pablo Serrano de Zaragoza donde presentó su último libro. - chus marchador

DANIEL MONSERRAT
05/07/2017

Si mañana me fusilan, fusilarán a un general que ha hecho honor a su palabra y a sus juramentos militares. Pero si mañana le fusilan a usted, fusilarán a un general que ha faltado a su palabra y a su honor». El general de la Guardia Civil en Cataluña, José Aranguren se dirigió de esa forma a Manuel Goded, el general del ejército con el que había coincidido en Marruecos cuando este le conmina a unirse a la rebelión: «Yo estoy con el gobierno, el rebelde es usted», le reprendió Aranguren. «Lo terrible es que acaban fusilando a los dos... ¿Cómo iba a inventarme nada? ¡Si la novela estaba ahí!». Lorenzo Silva presentó ayer en el museo Pablo Serrano de Zaragoza su último libro, Recordarán tu nombre (Destino), acompañado de Ramón Acín quien calificó la obra de «pertinente, valiente, documentado, necesaria, obligatoria y explicativa de nuestra Historia».

«ENCARNA TODOS LOS VALORES»
Aranguren es un olvidado entre los olvidados pero «que encarna todos los valores del cuerpo. Llega a general de la Guardia Civil cuando solo había cinco en España y se queda en África en lo más salvaje de la guerra cuando Franco ya se ha vuelto a la península a vivir bien», explicó Silva quien prosiguió: «Él se mantiene leal al gobierno y, sin embargo, nadie le ha reconocido nada, ni Barcelona ni la Generalitat ni mucho menos su localidad natal, Ferrol». Para el escritor, un símbolo de su falta de reconocimiento es cómo acabaron sus días: «A un hombre con más de 45 años de servicio al país con muchas condecoraciones lo fusilan en Barcelona sentado en una silla porque estaba lisiado por un accidente allí donde mataban a los delincuentes comunes. Franco ni siquiera ordena fusilarlo en Montjuic donde se mataba a los que se les tenía más respeto». Curiosamente, explicó también Silva, el fusilamiento de Goded por los republicanos (ya habían fallecido Mola y Sanjurjo) le «allanó el camino a Franco para ser el generalísimo».

Todos los protagonistas de esta historia, quiso recalcar Silva, «habían estado ya en la guerra africana por lo que es evidente que sin ella no hubiera existido la guerra civil como existió. Que Sanjurjo, Goded, Franco, Mola entre los nacionales o Núñez de Prado, Aranguren o Vicente Rojo estuvieran también en Marruecos es muy importante. ¿Es casualidad que estén los mismos personajes en los dos episodios históricos? En absoluto», zanjó Silva, que lanzó la pregunta al aire: «Si ahora repartiéramos fusiles entre la población, no sabríamos ni manejarlos pero ellos no habían hecho la mili, habían hecho la guerra».

VIDA DE NOVELA
Cuando tropecé con Aranguren y reflexionaba sobre ello, tenía claro que era una vida de novela, que tenía ética, que te planteaba preguntas, iluminaba espacios oscuros de la historia... es que lo tenía todo. Por eso, al principio iba a escribir una novela histórica al uso», indicó Silva.

Sin embargo, sus planes fueron cambiando conforme iba adentrándose en la documentación: «Tenía hasta cómo era este hombre en la intimidad con el testimonio de su nieta que jugaba con él... No hacía falta ya rellenar espacios con fabulación, es que lo tenía todo», reivindicó Lorenzo Silva que, sin embargo, no dejó de llamar novela a su obra durante la presentación: «Es una historia con una gran carga simbólica y poética pero la finalidad de este libro no es el frío análisis de la historia sino invitar al lector a participar de la emoción de todo lo que sucede», afirmó el escritor.

Bien es cierto que, en ese proceso, Lorenzo Silva aseguró con sinceridad que la pretensión es darle «espacio al lector para que enjuicie lo que está viendo en el libro porque, al final, la ficción representa a la verdad. Esa es la visión que nos interesa», indicó el escritor, que reflexionó en voz alta sobre su oficio: «Este libro, y es lo que trato de hacer en todos los que escribo últimamente, es una conversación abierta a otros participantes como los lectores que abarcan sensibilidades diferentes».

MEMORIA DE LA INFAMIA
El escritor Ramón Acín, por su parte, enumeró en su intervención las seis razones por las que los asistentes deberían comprar la novela de Lorenzo Silva: «Busca la verdad, recupera olvidos y hace justicia con las gentes, responde a multitud de género, es un libro que sabe a realidad total, parte de la individualidad para dar colectividad de una época y un país y, además, es una obra documentada hasta la saciedad sin que aparezcan en ella los documentos». En resumen, concluyó Ramón Acín antes de darle la palabra a Silva, Recordarán tu nombre «muestra la memoria serena de la infamia y que evita el olvido interesado».

Agenda