+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA CONCENTRACIÓN DE CAPITAL AUMENTA

Riqueza extrema y sexista

 

Una mujer nicaragüense carga sobre sus hombros con un saco en el que lleva aquellos objetos que ha rescatado de la basura en un vertedero de la capital, Managua. - EFE / ANTONIO ARAGÓN

M. G. C.
26/02/2020

«La crisis de desigualdad sigue completamente fuera de control», afirma tajante Álex Prats, responsable de desigualdad de Oxfam Intermón. En la última década, el número de personas milmillonarias se ha duplicado. «Y esta realidad convive con tener todavía 735 millones de personas que viven en situación de pobreza extrema», apostilla.

Según la revista Forbes, en el año 2019 había 2.153 personas milmillonarias, que acumulaban conjuntamente una riqueza que equivale a la que poseen 4.600 millones de personas. Esto es prácticamente el 60% de la población mundial.

Esta «desigualdad brutal» es consecuencia de un sistema económico «que ha puesto en el centro la acumulación de la riqueza en lugar de a las personas y la sostenibilidad de la vida», valora Prats. Esto «indica que hacen falta medidas urgentes para lograr sociedades mucho más justas que las que tenemos hoy», agrega.

Una situación de inequidad que para nada es ajena a las desigualdades de género. Las actuales cotas de riqueza extrema se asientan sobre el machismo. Este sistema económico está construido por hombres ricos, que siguen siendo quienes dictan las normas y se quedan con la mayor parte de los beneficios.

A nivel mundial, los hombres poseen un 50% más de dinero que las mujeres. Y solo los 22 hombres más ricos del mundo poseen más riqueza que todas las mujeres de África.

En su informe Tiempo para el cuidado, Oxfam Intermón muestra cómo el vigente modelo económico sexista está alimentando la crisis de desigualdad, permitiendo a una élite millonaria acumular vastas fortunas a expensas del resto de la ciudadanía, especialmente de las mujeres y niñas más pobres.

Las mujeres contribuyen a la economía de mercado como mano de obra barata e incluso gratuita y, al mismo tiempo, apoyan a los estados llevando a cabo el trabajo de cuidados que debería estar cubierto por el sector público.

Aunque Oxfam ha estimado el valor monetario de estas labores en 10,8 billones de dólares, si también se tuviera en cuenta su valor social, su valor económico total sería aún mayor. En cualquier caso, para Oxfam parece claro que el trabajo de cuidados no remunerado «está alimentando un sistema económico sexista, que absorbe recursos de la mayor parte de la población y llena los bolsillos de unos pocos».

Noticias relacionadas
Espacio3

Suplemento semanal dedicado a la acción social, la economía solidaria y la cooperación al desarrollo. Se edita en colaboración con Obra Social La Caixa y se distribuye con la edición de los miércoles de El Periódico de Aragón.

Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.

Correo electrónico: suplementos@aragon.elperiodico.com
Periodicidad: semanal

Colabora:

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla