+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LAS PROPUESTAS

Candidata de un partido «residual»

Cayetana Álvarez de Toledo apostó el año pasado por sustituir el PP por Ciudadanos en toda España

 

Álvarez de Toledo, candidata número uno del PP por Barcelona, interviene durante la presentación de los cabeza de lista del partido para las próximas generales del 28 de abril. - EFE / VÍCTOR LERENA

EL PERIÓDICO
19/03/2019

La flamante cabeza de lista del PP por Barcelona para las elecciones generales del 28 de abril, Cayetana Álvarez de Toledo, fue no hace tanto muy crítica con el partido conservador y llegó incluso a apostar por la desaparición en toda España de la fuerza a la que ahora representa y su sustitución por Ciudadanos. De hecho, Álvarez de Toledo renunció a renovar su escaño en el Congreso en las elecciones del 20 de diciembre del 2015 -que ocupaba desde el 2008- por su disconformidad con la, a su juicio, «inacción» de Mariano Rajoy ante el pulso independentista catalán. Pero la periodista también lanzó dardos a su actual jefe de filas, Pablo Casado.

En el artículo en el que anunció su rechazo a volver a presentarse, publicado en El Mundo el 14 de octubre del 2015, arremetió duramente contra Rajoy porque, a su juicio, durante su mandato «la democracia ni se ha regenerado ni se ha defendido» y por su «incapacidad para erigirse en el principal garante de la libertad, la igualdad y la ley» ante el «reto separatista catalán». Y opinó que el Gobierno «abdicó de su responsabilidad» en la consulta del 9-N.

El 24 de octubre del 2017, en declaraciones a EsRadio, la periodista aseguró: «La operación diálogo (...) se ha demostrado un verdadero fracaso. Con el nacionalismo no había diálogo posible, no había una tercera vía entre Constitución e independencia». Ese mismo año, a raíz de un premio, Álvarez de Toledo pronunció un discurso en el que también dirigía sus ataques a parte de los catalanes: «La gran estafa nacionalista no habría sido posible sin la complicidad activa de una sociedad dispuesta a ser estafada», aseveró.

El 20 de enero del 2018, de nuevo en El Mundo, escribió: «Ninguno reconoce públicamente la realidad: el PP es hoy en Cataluña una fuerza residual. Y ninguno plantea el verdadero desafío, que es existencial: su sustitución por Cs en toda España». Y añadió, sobre la decisión del magistrado Pablo Llarena de retirar la orden de detención europea contra Carles Puigdemont después de que un juzgado alemán rechazara extraditarlo por rebelión: «El juez Llarena cometió un error garrafal al retirar la euroorden contra Puigdemont. Pero qué hizo el Gobierno para evitarlo. Y qué ha hecho para remediarlo (...) La inacción del Gobierno explica la supervivencia de Puigdemont».

MANO BLANDA DEL PP

Unos meses más tarde, volvió a abundar en la supuesta mano blanda del PP con el independentismo. «El desafío nacionalista es el problema más grave y urgente de España. Y la tibieza en su combate, el mayor lastre electoral del PP», escribió el 9 de junio del 2018.

Sin embargo, Rajoy no fue el único objetivo de sus críticas. El 10 de septiembre del 2018 cargó contra Casado: «El discurso de Casado es un problema para sus propios objetivos estratégicos. Para los patrióticos y los partidistas. Acusar a Cs de poner en riesgo la convivencia es dar la razón a los nacionalistas. Es erosionar al constitucionalismo en un momento decisivo. Y es también debilitar al PP».

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla