+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOVIMIENTOS EN LAS FILAS CONSERVADORAS

La crisis catalana y Cs reabren el debate de la sucesión en el PP

El presidente de la Xunta de Galicia no revela sus planes dentro del partido. Feijóo revela que Rajoy le dijo que no dará pistas en público sobre cuándo se irá

 

El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo, ayer. - emilio naranjo

PILAR SANTOS
30/01/2018

Se supone que no se ha abierto el debate sobre la sucesión del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, a la cabeza del partido popular, pero cuando en el PP y en el Gobierno vienen mal dadas (como ha sucedido en los últimos meses con la huida de Carles Puigdemont y el triunfo de Ciudadanos el 21-D) todo se interpreta y se malinterpreta.

Ayer, el presidente de la Xunta, el también popular Alberto Núñez Feijóo, dio una conferencia en Madrid y acudieron a escucharle numerosos dirigentes del partido, varios ministros, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Es decir, estaban en la sala tres de los cuatro fijos en las quinielas sucesorias, solo faltaba la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

La pregunta tardó en caer, pero finalmente el moderador se la planteó al invitado principal: ¿Señor Feijóo, en estos momentos, la intención del presidente Rajoy, como él mismo dijo la semana pasada, es presentarse a la reelección [en el 2020], pero si no lo hiciera ¿se postularía para llevar las riendas del PP?

El presidente de la Xunta no quiso responder a la pregunta. Una parte de su intervención había versado sobre los políticos «sabelotodo», que tienen respuestas categóricas para cualquier tema, y los políticos que usan mucho la palabra «depende». Pues así contestó él cuando se le planteó si está dispuesto a dar un paso al frente en el caso de que Rajoy decida abandonar. «A nosotros nos gusta más el depende. Para ser sabelotodo ya hay otros», apuntó, incluyendo también al jefe del Ejecutivo en su manera de actuar.

Núñez Feijóo salió del asunto como pudo. Sabe que el debate rebrota siempre que Rajoy está en problemas. Y en este caso lleva unos meses en una situación delicada, desde las cargas el 1-O y hasta este sábado, cuando el Constitucional no dio la razón a la Moncloa y no suspendió automáticamente la investidura de Puigdemont.

El presidente de la Xunta gallega intentó rebajar la tensión con una anécdota con sorpresa final. «Un día me explicó un político que cuando se vaya dará una rueda de prensa y dirá: ‘Señoras y señores, comparezco para decirles que ya me he ido’. Me aseguró que solo dará esa rueda de prensa cuando tenga decidido que ya lo ha dejado. Ese político tiene mucha inteligencia. Ese político se llama Mariano Rajoy», soltó Feijóo.

HORAS BAJAS PARA SANTAMARÍA

A poco más de tres metros, estaban escuchándolo Cifuentes y Santamaría, que pasa por horas bajas tras sus fallos en la estrategia jurídica y política frente a los independentistas. La vicepresidenta aseguró que no se siente «cuestionada» y respondió al estilo estadista: «Gobernar es pensar primero en el futuro de tu país y luego en el tuyo». Con la anécdota que contó Feijóo queda constancia de que Rajoy ha aprendido del error de José María Aznar, que comunicó con meses de margen que lo dejaba y abrió una guerra interna. El problema es que, pese a los intentos del jefe del Ejecutivo, evitar el debate sucesorio parece imposible.