+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONSEJO DE MINISTROS

España reconocerá a Guaidó si Maduro no convoca elecciones

El Gobierno pide la convocatoria de comicios libres en un plazo "muy corto".El Ejecutivo advierte del riesgo de ir más allá y alimentar una respuesta violenta

 

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en Madrid. - DAVID CASTRO

IOLANDA MÁRMOL
25/01/2019

El Gobierno quiere forzar a Nicolás Maduro a comprometerse a convocar elecciones en un plazo concreto y, si no lo hace, reconocerá a Juan Guaidó como legítimo presidente de Venezuela. El Ejecutivo de Pedro Sánchez está tratando de convencer a sus socios comunitarios para que la UE asuma esta posición y establezca un calendario máximo para que haya comicios en la reunión que se lleva a cabo este viernes del Comité Político y de Seguridad. 

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha llamado al consenso en el seno de la UE para llegar a una decisión lo más rápidamente posible. No ha concretado qué plazo se daría a Maduro para que convoque unas elecciones libres y con todas las garantías, supervisadas por control internacional. "El plazo debe ser necesaria y razonablemente muy corto", ha señalado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

"Si no lo hace tendremos que encargar la tarea a otra persona" con el objetivo de convocar esos comicios, según ha explicado antes de referirse a un "tiempo mínimo" para que los venezolanos voten y se eviten "situaciones peores". A su juicio se debe evitar tomar decisiones que puedan alimentar un "mal mayor". 

PENDIENTE DE LA UE

El Gobierno lidera esta propuesta pero está pendiente de que la UE la avale en la reunión de este viernes para defenderla de forma unida para que tenga más fuerza y efectividad la presión a Maduro. Borrell ha insistido en que no reconoce el resultado electoral de los comicios del pasado mayo en Venezuela y ha reivindicado la legitimidad de la Asamblea Nacional que preside Guaidó. Aun así, ha insistido en que ese cargo "no le entrega por arte de magia el poder político o administrativo".

"El reconocimiento de la Asamblea Nacional no cambia la realidad, sino que genera un proceso político. Lo que no nos gusta de este proceso son las soluciones violentas, que es lo que tratamos de evitar por todos los medios. Un reconocimiento político no tiene efectos mágicos. Lo que no vamos a hacer es tuits pidiendo al Ejército venezolano que derroque violentamente al régimen como alguien ha hecho", ha reprochado. 

Borrell ha recordado que Maduro tiene "los resortes administrativos en su mano" y que la solución no vendrá con un ultimátum sino con garantías internacionales. El ministro ha explicado que solo habrá cumbre de los líderes de Exteriores de la UE si la reunión de este viernes no acuerda una respuesta unánime a la crisis de Venezuela.