+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFERENCIA DEL PRESIDENTE DEL GRUPO POPULAR

Fernández Díaz llama a blindar Barcelona ante el independentismo

El concejal del PP cita como "adversidades" el atentado de agosto, la gestión de Colau y el secesionismo

 

Fernández Díaz, en la sede del PP en Barcelona, donde pronunció su conferencia. - / PERIODICO

EL PERIÓDICO
10/01/2018

El presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha llamado este miércoles a blindar Barcelona de lo que considera la amenaza del independentismo, así como a fortalecer sus competencias con una nueva carta municipal, una mejor financiación y en esencia, una mayor fuerza, cuando no una situación de dominio sobre la Administración catalana, en los ámbitos en los que ahora las comparte con la Generalitat. En su opinión, Barcelona debería ser “administración única”, o por lo menos mayoritaria en los casos en los que haya consorcio, en sanidad, educación, política social, urbanismo y vivienda.

En una conferencia en la sede del PP en Barcelona, Fernández Díaz ha defendido la necesidad de que la capital catalana quede al margen de una hipotética secesión de Cataluña y ha subrayado que podría emular el discurso independentista: "En el 2017, la ciudad solo recibió el 15% de las inversiones de la Generalitat cuando aporta el 31% del PIB catalán". Hay comarcas, ha dicho, que reciben cuatro veces más recursos por habitante.

El concejal ha afirmado que Xavier Trias fue, como alcalde, quien empezó la identificación del gobierno municipal del independentismo y que Colau ha establecido “un pacto de colaboración” con los partidos que lo defienden. No ha perdido la ocasión de lanzar una pulla a su principal competidor de mercado electoral, Ciutadans, grupo del que ha recordado que apoyó el plan de vivienda de la alcaldesa, Ada Colau.

Críticas a la gestión
Fernández Díaz ha afirmado que el 2017 quedó marcado por la “triple adversidad”: la gestión de Colau, el atentado de agosto y "las consecuencias negativas" del proceso independentista. El popular ha cargado contra el gobierno de Barcelona en Comú (y durante un año y medio también del PSC): "Se han agravado las condiciones para acceder a una vivienda, continúan los desahucios, los alquileres se han encarecido". En suma, "el fracaso de las políticas de cartón y piedra de Colau". También ha recordado el incremento en las tarifas de transporte. "Colau antepone la ideología a la eficacia de gobierno, como hace con las supermanzanas, el improvisado despliegue del carril bici y la imposición del tranvía", ha dicho.