+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La izquierda arrebatará al PP la mayoría absoluta

 

02/05/2003

El PP perdería la mayoría absoluta de la que disfruta en la Comunidad de Madrid de celebrarse ahora las elecciones autonómicas, por lo que el candidato del PSOE, Rafael Simancas, podría formar Gobierno con el apoyo de IU. Los populares, aún quedando en primer lugar, sólo lograrían entre 52 y 54 diputados sobre un total de 111 escaños.

Según la encuesta de Vox Publica para EL PERIODICO, la estimación de voto augura a la candidatura encabezada por Esperanza Aguirre (PP) una merma de entre el 4,5% y el 5,5% de las papeletas que obtuvo su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón, en las elecciones de 1999. Según la encuesta, el PP obtendría ahora entre el 44,5% y el 45,5% de los votos emitidos (en las elecciones de 1999 obtuvo el 50,8%).

Debe tenerse en cuenta que en el Parlamento de Madrid el número de diputados ha pasado de 102 en la actual legislatura a 111 en la próxima.

EL AVANCE DEL PSOE El partido socialista, con un voto estimado de entre el 42,5% y el 43,5%, obtendría 50 o 51 diputados. Es decir, entre un 6,2% y un 8,2% más de votos que en las elecciones de 1999. Izquierda Unida obtendría entre el 6,5% y el 7,5% de los votos (el 7,7% en 1999) y entre 7 y 8 diputados, que sumados a los del PSOE, incluso contemplando los niveles más bajos de la horquilla, serían suficientes para gobernar en coalición, desplazando al PP a la oposición. IU presenta a Fausto Fernández como cabeza de lista.

FIDELIDAD DE VOTO La intención de voto al PP (es decir, el voto directamente expresado por los encuestados, calculado sobre el censo y sin tener en cuenta los factores correctores que proporciona la estimación de voto) es del 35,7%; la del PSOE llega al 28%; y la de Izquierda Unida se sitúa en el 5,6%.

Cuando se pregunta a los encuestados qué tipo de Gobierno preferirían para la Comunidad de Madrid, el 40,1% se inclina por un Ejecutivo del PP, pero el 43% se decanta por uno del PSOE (el 23,1%) o de PSOE más IU (el 19,9%). Es decir, que son mayoría los encuestados que preferirían en Madrid un Gobierno de izquierdas, con o sin coalición.

Sin embargo, la confianza en el triunfo de la izquierda no va paralela a los deseos de los encuestados. Por ejemplo, cuando se pregunta a los consultados qué tipo de Gobierno creen que saldrá de las elecciones, el 44,5% contesta que será del PP, el 20,1% cree que será del PSOE y el 10,3% se decanta por una coalición PSOE-IU. Es decir, que son más quienes opinan que acabará gobernando el PP. El 24,4% de los encuestados no sabe o no contesta a esta pregunta.

El avance del PSOE se confirma por la alta fidelidad de sus antiguos votantes: el 87,7% de los consultados que declaran haber votado a los socialistas en las elecciones autonómicas de 1999 dicen ahora que volverán a depositar en la urna esa misma papeleta. La fidelidad al PP baja hasta el 76,4%. De esa derrama de votos populares, el 8% confiesa que votará por el PSOE.

LA SANGRIA DE IU Más dramática es la sangría de votos que amenaza a IU. Sólo el 48,2% de los encuestados que confiesan haber votado por la coalición de izquierdas en 1999 están decididos ahora a repetir su voto. Al PSOE iría a parar el 19,6% de los antiguos votantes de Izquierda Unida. Otro 17,9% de los electores de IU en 1999 no tienen decidido a qué partido votarán. El PP no se llevará ni un solo voto de IU.

Sin embargo, Aguirre, la candidata conservadora a la presidencia madrileña, exministra y expresidenta del Senado, supera ampliamente a Simancas, el cabeza de lista del PSOE, en las preferencias de los encuestados: el 36% dice que, de poder votar directamente a un presidente, lo haría por la primera, contra el 25,8% que se decanta por el aspirante socialista.

PREFERENCIA POR AGUIRRE Al margen de esas preferencias, cuando se pregunta a los encuestados quién creen que será el próximo presidente de la Comunidad de Madrid, el 43,5% responde que Aguirre y el 20,7% cree que será Simancas. Es decir, que el porcentaje de consultados que creen en las posibilidades del candidato socialista apenas alcanza a uno de cada cinco.