+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTIVIDADES EN ESPAÑA DE LA OPOSICIÓN DE GUINEA ECUATORIAL.

La policía detiene a Severo Moto por "tráfico de armas de guerra"

El líder opositor ecuatoguineano denuncia un "montaje estrafalario".

 

Severo Moto. -

EL PERIÓDICOEL PERIÓDICO 16/04/2008

La policía arrestó el pasado lunes por la noche al dirigente de la oposición ecuatoguineana Severo Moto en Fuensalida (Toledo) por el delito de "tráfico de armas de guerra" con fines terroristas, según informaron fuentes judiciales. Un portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio explicó que Moto había rechazado la grave acusación y que se consideraba objeto de "un montaje estrafalario".

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó la detención de Moto después de que en una operación policial, el 6 de marzo en Sagunto (Valencia), se localizaran un cetme, un mosquetón y una pistola en el maletero de un coche que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo (Guinea Ecuatorial). Según fuentes judiciales, el destinatario en el país africano apareció en los últimos días con un tiro en la sien. Además de Moto, también hay otro dos detenidos, uno de los cuales era su chófer que, además, hacía tareas de guardaespaldas, informa Margarita Batallas. Esas mismas fuentes aseguraron que fue esta persona quien delató a Moto. El juez decretó el secreto de sumario.

Se da la circunstancia de que el pasado 12 de marzo, el ministro portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Santiago Nsobeya, emitió un comunicado que decía que ese mismo día los servicios de seguridad del país habían descubierto "un importante alijo de armas de guerra y cuantiosas municiones también de guerra, consistentes en fusiles de asalto y armas cortas en poder del ecuatoguineano Saturnino Nkogo Mbomio". Estas armas, según Malabo, habían sido "enviadas desde el Reino de España por el también ecuatoguineano Damián Motu Nguema, alias Mutti, por órdenes de Severo Moto Nsa, destinadas a crear una revuelta en el país que pudiera conllevar perdidas de vidas humanas y de bienes materiales".

En respuesta a estas acusaciones, el equipo de Moto aseguró que no había organizado "ningún golpe de Estado" y que las acusaciones del Gobierno de Guinea eran "un nuevo montaje" del presidente, Teodoro Obiang Nguema, para "asesinar en silencio a opositores incómodos en Guinea y para asustar y amenazar al resto de fuerzas políticas".

ASILO POLÍTICO El Gobierno español intentó sin éxito quitarle el estatus de asilado político a Moto hace dos años, pero el 11 de marzo el Supremo anuló la decisión del Ejecutivo porque el informe presentado por el Centro Nacional de Inteligencia sobre sus actividades no probaba que fuera "un peligro para la seguridad de España". El tribunal consideró que no existían pruebas suficientes de la implicación de Moto en el tráfico de armas ni en la contratación de mercenarios destinada a promover un golpe de Estado en su país.