+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El congreso conservador El nuevo comité ejecutivo del partido

El PP renueva el 32% de la cúpula y roza la paridad

 

ENRIC HERNANDEZENRIC HERNANDEZ 03/10/2004

Mariano Rajoy cerró ayer una nueva dirección del PP diseñada a su imagen y semejanza: equilibrada pero previsible, sin grandes sorpresas. De los 49 miembros del comité ejecutivo nacional, 16 son nuevas incorporaciones, lo que representa una renovación del 32%. O, lo que es lo mismo, la continuidad de siete de cada 10 dirigentes de la era de José María Aznar. La otra peculiaridad de la cúpula popular es que, sin alcanzarla, al menos roza la paridad: 26 hombres y 23 mujeres, si bien sólo tres de ellas tendrán poder efectivo.

En la partida entre la renovación y el continuismo, el segundo ganó al fin por goleada. No sólo porque casi toda la vieja guardia del aznarismo seguirá al frente del partido --desde el nuevo secretario general, Angel Acebes, hasta Javier Arenas, pasando por Jaime Mayor Oreja y Federico Trillo--, sino porque algunos de los fichajes de Rajoy no son sino exaltos cargos del Gobierno que carecían de responsabilidades orgánicas en el PP. Estos últimos son los casos de Miguel Arias Cañete e Ignacio Astarloa.

LAS VACAS LOCAS Cañete, exministro de Agricultura salpicado por la crisis de las vacas locas, fue propuesto por Rajoy como uno de los seis secretarios ejecutivos que ejercerán de portavoces. El congreso elegirá hoy a Cañete como portavoz de Economía, y el de Seguridad y Justicia será Astarloa, exnúmero dos de Acebes en Interior. Los otros cuatro portavoces serán Sebastián González (Organización); Gabriel Elorriaga (Comunicación); Ana Pastor (Política Social); y Soraya Sáenz de Santamaría (Política Autonómica).

De los 40 vocales, 13 se incorporan por primera vez a la dirección del PP. Los más destacados son el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, e Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y afín a Esperanza Aguirre.

Tras suprimir las vicesecretarías que creó Aznar, Rajoy ha premiado a quienes las ocuparon con cargos orgánicos, y ha hecho lo propio con algunos antiguos compañeros del Gobierno. Salvo Rodrigo Rato, afincado en Washington como director del FMI, los exvicesecretarios han sido recompensados: Arenas, con la presidencia del Comité Electoral; y Mayor Oreja, con una vocalía. El exministro Trillo, cuestionado por el caso Yak-42 , seguirá presidiendo la Comisión de Derechos y Garantías, y la comisaria europea Loyola de Palacio presidirá el Consejo de Política Exterior. También Aleix Vidal-Quadras seguirá en el puente de mando.

PIQUE, SIN CARGO Quien no ocupará ningún cargo orgánico será Josep Piqué, presidente del partido en Cataluña. Durante los preparativos del congreso, fuentes del PPC aventuraron que Piqué, por su sintonía con Rajoy, iba a ganar poder en Madrid. No ha sido así, aunque el exministro se sentará en el comité ejecutivo como líder territorial y seguirá asistiendo a las reuniones de maitines que Rajoy celebra los lunes.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla