+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

El único consejero del Canal que no votó a favor de la compra de Inassa: no estaba para especular

El juez reprende a Del Álamo por no acordarse de los hechos. López-Galiacho, Autrán y Díaz-Latorre no han declarado

 

Manuel García Castellón, cuando era juez de enlace con Francia. - DANIEL MORDZINSKI

AGENCIAS
09/01/2018

Rafael Merino López-Brea, el único consejero del Canal de Isabel II que no votó a favor de la compra de Inassa en 2001, ha defendido este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que no participó en la reunión del consejo del 14 de noviembre en la que se aprobó la operativa porque el Canal no estaba para especular sino para gestionar el agua de los madrileños.

Según han explicado fuentes presentes en el interrogatorio, Merino ha declarado en calidad de testigo que él no pudo estudiar en profundidad la operativa que costo al Canal 73 millones de dólares porque se la facilitaron unas horas antes de que se aprobara y que cuando no tenía claros los punto que se iban a votar en las reuniones, no acudía. Además ha mostrado su descontento acerca de cómo funcionaba este órgano dando a entender que a los miembros del mismo no se les informaba bien de las operativas.

Este consejero fue el único que no respaldó la compra de la filial colombiana del Canal "plagada de irregularidades" según el magistrado que instruye la trama, que había citado para este martes a Ignacio López-Galiacho, Juan María del Álamo, Fernando Autrán y Francisco Díaz-Latorre, en calidad de miembros del Consejo.

De todos ellos tan sólo Del Álamo se ha sometido al interrogatorio ya que el resto ha expuesto al juez que no han tenido tiempo de prepararse la declaración dado que la notificación les han llegado tarde. El investigado que sí ha declarado ha explicado que no se acordaba de esta operación, ya que han pasado ya más de 16 años.

En este punto, según las fuentes consultadas presentes en la declaración, el magistrado le ha recriminado que no lo recuerde, por lo que a continuación le ha preguntado si lo haría en caso de que se tratara de una inversión suya y no de dinero público, a lo que Del Álamo ha reconocido que seguramente sí.

LA FISCAL APUNTA A GALLARDÓN

Lo que sí recuerda Del Álamo, quien en 2001 ejercía como coordinador de Empleo en el Ayuntamiento de Madrid, es que en un primer momento la valoración de la compra de Inassa se estimaba entre 25 y 30 millones de dólares, y así se lo comunicaron a los exconsejeros del Canal, pero que en los documentos finales de adquisición se había incrementado a 73 millones.

A la pregunta de la fiscal Ana Cuenca acerca de si sabía si Alberto Ruiz-Gallardón estaba enterado de esta adquisición, Del Álamo ha contestado que entiende que lo estaría en la medida en que entonces era el presidente de la Comunidad de Madrid, pero no ha podido concretarlo.

Al igual que Merino López-Brea, Del Álamo ha admitido que los entonces miembros del consejo de administración del Canal tuvieron acceso al dossier con los detalles del operativo final de compra, elaborado por Arturo Canalda -también imputado-, sólo unas horas antes de la reunión donde se aprobó.

Con estos dos miembros del consejo del Canal ha arrancado este martes la ronda de interrogatorios que se prolongará hasta el próximo 25 de enero, de acuerdo con el auto del juez en el que atiende la petición formulada por la Fiscalía Anticorrupción para analizar los detalles de la operativa.

OPERATIVA PARALELA

La Fiscalía entiende que Arturo Canalda, José Antonio de Cachavera y Juan Pablo López Heras, gestionaron la adquisición de una forma muy diferente al acuerdo de compra que se rubricó en el consejo de administración celebrado el día 8 de octubre de 2001 a petición del propio Canalda ya que en vez de hacerlo de forma directa se empleó la panameña Aguas de América SA, sociedad radicada en un paraíso fiscal.

Por tanto, aunque la operación se autorizó formalmente en el consejo de administración del 14 de noviembre de 2001, lo cierto es que seis días antes ya estaba concedido el aval bancario definitivo para adquirir Inassa así como redactado el acuerdo de compraventa de acciones de la sociedad panameña, creada con la finalidad de canalizar los intereses de los implicados en la operativa.

El magistrado instructor quiere saber qué grado de conocimiento tenían de la operación los consejero del Canal y los miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid en ese año, que presidía Gallardón. Por eso, además de estas citaciones ha pedido que se aporte una "identificación completa" del equipo de gobierno así como el acta de la reunión en que adoptaron dicho acuerdo sobre Inassa.

Los interrogatorios continuarán mañana a las 15.30 horas con otros exconsejeros del Canal entre los que se encuentra Pedro Calvo, quien también fue miembro del equipo de Gobierno de Gallardón tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid.