+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTADO DE LAS OBRAS

El 2007 se cerrará con la ejecución del 65% de los trabajos previstos

El pabellón puente, inmerso en la operación de lanzamiento, es la construcción que más preocupa. La construcción del edificio de participantes está casi finalizada y a la espera de la entrada de los países.

 

Estado de las obras en el mes de noviembre - Foto:ARCHIVO

Recreación virtual del espacio de la Expo 2008 -

D. LÓPEZD. LÓPEZ 16/12/2007

La Expo encara los últimos seis meses con optimismo después de alcanzar el 65% de ejecución de las obras proyectadas en el recinto. El avance de los trabajos ha sido desigual y, mientras los edificios soporte para participantes, el acuario fluvial y los pabellones de España y Aragón tienen prácticamente finalizadas las obras de fachada y los trabajos se centran ahora en sus interiores, otras como el pabellón puente, el del Tercer Milenio o el Palacio de Congresos son las que más preocupan a la dirección de Construcción de Expoagua por el retraso acumulado durante este año.

El desarrollo del proyecto diseñado por Zaha Hadid es el que presenta un plazo más ajustado para su finalización. Se encuentra inmerso en pleno proceso de lanzamiento de la estructura metálica del vano derecho sobre el cauce del río, una operación "decisiva" y que conectará con la mitad que reposa en la margen izquierda. Hasta el momento se ha cubierto el 65% de su recorrido, aunque al mismo tiempo se están colocando las 1.700 piezas que conformarán su fachada y se está avanzando en la distribución interior del pabellón.

En el entorno del puente que servirá de entrada a la Expo se están ejecutando hasta diez proyectos diferentes, entre los que se incluyen el aparcamiento de La Almozara, todavía sujeto a labores de limpieza y desbroce del terreno; el telecabina, cuya estación motriz ya empieza a mostrar parte de su estructura; y la construcción del puente del Tercer Milenio, diseñado por Juan José Arenas y ejecutado por Dragados, que está pendiente de la decisiva operación de tensado del arco que sustentará a la estructura de más de 20.000 toneladas de hormigón. Esta obra, en la que desde hace varios días se trabaja a tres turnos, afrontará este paso decisivo en febrero, y no a finales del presente año como estaba previsto inicialmente.

Otra de las obras emblemáticas del recinto, la Torre del Agua, cuenta con un margen de maniobra mucho más amplio para su finalización. Su apariencia exterior está muy próxima a la que mostrará para la Expo, una vez se han colocado el cerramiento acristalado de su fachada. Se están instalando la pasarela de mantenimiento y los parasoles en la fachada oeste. Mientras, en el interior se centran en la tabiquería y distribución interior, así como en el acondicionamiento del zócalo que servirá de acceso a la pasarela peatonal que conectará directamente, por encima de la Ronda del Rabal, con la plaza del Palacio de Congresos y, por tanto, será una de las tres entradas al recinto.

La obra del Palacio de Congresos ha logrado remontar en los últimos dos meses el retraso acumulado durante el 2007. Ya se ha levantado la estructura metálica del edificio y los muros de hormigón armado visto desde su sala principal. Su silueta ya es perfectamente reconocible, ya que la caja escénica del auditorio, construida con altos muros de hormigón blanco está terminada y se aprecia el revestimiento final de la cubierta, también de hormigón reforzado con fibra de vidrio blanco (GRC) con incrustamientos cerámicos blancos que le dan una apariencia marmórea. Estos paneles también cerrarán la fachada, en la que actualmente se trabaja.

Más adelantada que esta obra marchan el pabellón de España y el de Aragón. En el primero se ha finalizado su estructura, con las cajas que marcan su distribución interna, e instalado los 750 pilares metálicos, recubiertos casi todos ya de piezas cilíndricas de cerámica, que dan la sensación de bosque diseñada por el arquitecto Patxi Mangado.

El pabellón aragonés, por su parte, cuenta en su fachada con todos los paneles de GRC instalados y se ha iniciado la colocación de los de vidrio. En el interior, se están instalando los paisajes --estructuras de perfiles metálicos--, que ya se han recubierto de tabiques de pladur por necesidades de la expografía que se instalará más tarde.

El acuario es, con toda probabilidad, el primer edificio singular del recinto que estará completamente terminado. Acabadas las fachadas, los trabajos en el interior se encuentran muy avanzados, así como la instalación de la tematización de sus espacios visitables y la acuariología que mostrará en la muestra.

Por otra parte, los edificios soporte para participantes (Ronda, Actur y los cinco Ebro) están prácticamente finalizados y a la espera de ser entregados a los países, comunidades autónomas y empresas internacionales para que instalen sus contenidos a partir del próximo 2 de enero. Tan solo falta por instalar las placas fotovoltaicas en la cubierta, de la que parten las pasarelas metálicas que unen los diferentes bloques --ya instaladas-- y la cubierta vegetal con diseño de Isidro Ferrer que ya cuenta con todos los arcos metálicos sobre los que se sujeta.

Por último, se está levantando la estructura de tres de las plazas temáticas que se instalarán junto a la ribera del Ebro. Las más avanzadas son Agua estrema y Oikós, mientras que la de Agua Compartida es la más retrasada, aún en fase de licitación.

Documentos relacionados