+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Torres de Babel

Las delegaciones ocupan los edificios, aunque algunos no están terminados.

 

Vista de la Torre del Agua de la Expo de Zaragoza. - EFE/Javier Cebollada

MARTA FRANCOmfranco@aragon.elperiodico.comMARTA FRANCOmfranco@aragon.elperiodico.com 18/06/2008

No todo está completamente terminado, pero las cuatro zonas de Villa Expo cuentan ya con residentes en sus instalaciones. Los miembros de las diferentes delegaciones que participan en la muestra internacional se alojan en los edificios de Ranillas, Parque Goya, Valdespartera y Aragonia --en la calle Juan Pablo II-- aunque en este último caso deben hacerlo en solo dos de las cuatro torres del complejo, puesto que el resto se encuentra todavía en obras. Esta situación no parece estar ocasionando excesivas molestias a los inquilinos --comisarios, en la mayor parte de los casos--, que se muestran satisfechos con sus pisos.

Lo cierto es que, desde el exterior, resulta difícil creer que los bloques puedan ser ya habitables, y fuertes medidas de seguridad impiden el acceso al interior de personas ajenas a las instalaciones. De hecho, ayer numerosos vecinos de la zona desconocían todavía que los apartamentos estaban ocupados, o manifestaban sus dudas sobre la idoneidad de las viviendas. En las obras, sin embargo, los trabajadores aseguraban que los edificios entregados están en perfectas condiciones, y recordaban que no es inusual entregar promociones en distintos plazos.

Los residentes, por su parte, rechazaron criticar los alojamientos. "Lo que importa es el interior, y no tenemos queja alguna", aseguró Dimas Zarzavilla, comisario de Panamá, que vive desde hace algunos días en Aragonia. Zarzavilla afirmó que las vistas son "excelentes" y que los trabajos no les ocasionan molestias.

En el exterior, otro de los nuevos vecinos reconocía de camino al autobús que a su llegada había encontrado polvo de las obras "incluso dentro del frigorífico", molestias que se subsanaron "con rapidez". Por lo demás, manifestó su satisfacción con los equipamientos. La misma opinión expresaron los integrantes de un grupo de mauritanos mientras esperaban al comisario de su delegación, residente en el bloque. "Son apartamentos alegres y simpáticos, y los limpiaron deprisa", comentaron.

El edificio Hydros de Ranillas fue también de los últimos en terminarse. La actriz Paola Nicodemi, integrante del reparto del espectáculo Hombre Vertiente, indicó que algunos de los primeros inquilinos tuvieron que reubicarse en Valdespartera, puesto que las viviendas no estaban terminadas. Ahora, semanas después, "se está muy bien". De hecho, la artista ha encontrado un espacio donde tomar el sol en el patio del complejo.

Los recintos de Valdespartera y Parque Goya, por su parte, se encuentran en funcionamiento desde hace semanas. La distancia al centro o a la Expo no supone molestias para sus habitantes, que utilizan habitualmente el autobús facilitado por la organización para sus desplazamientos. La ropa tendida o la decoración ponen de manifiesto la presencia de inquilinos, aunque muchas de las viviendas están vacías durante el día. Y es que la actividad no está en Villa Expo, sino en el recinto de la muestra.