+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ÚLTIMA CARRERA

Fernando Alonso: "Igual me arrepiento cuando me desespere en el sofá"

El piloto asturiano se despide el domingo de la Fórmula Uno en Abu Dhabi

 

Fernando Alonso pasea en Abu Dhabi. - AP

MIGUEL MARTÍNEZ
22/11/2018

Ha llegado directamente de Japón, días después de una intensa carrera de resistencia en Shanghái. Aún es pronto para que Fernando Alonso experimente las emociones de poner punto y final a 18 años en la Fórmula 1. "Tengo ganas de que pase esta carrera, son ya muchas pruebas sabiendo que estaba llegando el momento". Será el domingo cuando lleguen "esas emociones al abandonar el paddoc"”, explica en Abu Dhabi intuyendo sus sentimientos.

 "Lo mejor de mis años en la F1 fue la temporada con Lewis", bromeó en la rueda de prensa oficial de la Federación Internacional que le sentó junto a Lewis Hamilton, y dos novatos que debutarán el próximo año, Lando Norris y George Rusell. "Más que las temporadas o victorias, lo mejor que me llevo de la F1 es la gente con la que he trabajado y compartido la mitad de mi vida: ingenieros con talento, diseñadores, mecánicos, los periodistas, hemos compartido muchísimos días a lo largo de las temporadas, eso es lo mejor y siempre lo recordaré", subraya el bicampeón del mundo de F-1, que se irá del Gran Circo, a solo 10 carreras de batir el récord absoluto de comparecencias en grandes premios que detenta Rubens Barrichello. 

LA DISCIPLINA

Echará de menos también "la forma de afrontar las carreras, la filosofía, la preparación, la disciplina... ahora que estoy en otras categorías, te das cuenta de que la F1 está un paso por encima, es una de mis mejores experiencias", explica antes de rescatar su mejor carrera, y su mayor rival. "Si tengo que seleccionar una carrera, me quedo con Valencia 2012. Es una carrera que si repitiéramos 100 veces, 99 no la ganaría. Todo fue bien, el coche no era rápido. Creo que doblé a Felipe Massa (su compañero en Ferrari aquel año) a falta de diez vueltas, ganamos y no estábamos en una posición dominante", recuerda antes de centrarse en los pilotos. "Es difícil decantarse por un piloto, pero diría que Michael (Schumacher). Cuando llegué a la F1, él dominaba, ganaba todo. Ahora mismo tenemos a una de las generaciones con más talento, los pilotos están mejor preparados, tienen más tiempo en el simulador, programas y cuando llegan a la F1, tienen un nivel impensable hace una o dos décadas. Diría que Michael pero por motivos personales, no por técnicos".

Notará en falta, sobre todo, la sensación de "pilotar los coches, son realmente especiales, es una felicidad adicional. La cantidad de tecnología que hay detrás es imposible de repetir en otras categorías. Tras dedicar tantos años a la F1, no tienes amigos, mujer, ni hijos, ni  familia, ahora tengo otras prioridades. En otros ámbitos de la vida, si llevas 18 años en un sitio, te llevas muchos amigos. En la F1 es difícil por el alto nivel de competitividad, pero me llevo a gente", desvela.  "Hubo momentos especiales en mi carrera en los que no estaba pendiente y quiero vivir y abrazar todo lo que va a llegar este fin de semana, todas las emociones".

LOS SENTIMIENTOS ESPAÑOLES

De sus 18 años y 17 temporadas destaca que siempre "he intentado hacerlo lo mejor posible, he luchado contra cualquier circunstancia, he intentado dar lo máximo posible. También me gusta haber podido trabajar con niños, establecer una escuela de 'karts' y un museo. Son infraestructuras que yo no tenía", recuerda antes de analizar lo que su figura ha significado para España, su país, Asturias, su región. "Estoy muy orgulloso de lo que he conseguido para España y Asturias. Te das cuenta con el tiempo de cuánta gente viaja a Oviedo para visitar el museo. Estoy orgulloso de tener la pista de kárting. Hay mucha gente que ha empezado a seguir el automovilismo en el país. Nunca ha sido una tradición. Empezó en el 2003 a retransmitirse, es impensable, creo que es el segundo o tercer deporte en estos momentos", asegura antes de recordar que recibió el premio Príncipe de Asturias, que me parece un mayor logro que mis títulos por la capacidad de cambiar la vida de la gente y de enganchar a la gente a un deporte".

Kimi Raikkonen, de su generación, estuvo ausente de la Fórmula 1, antes de regresar a Ferrari; un buen amigo suyo, Robert Kubica, volverá la próxima temporada tras siete años de ausencia por un aparatoso accidente. "Ahora es difícil pensar en volver, pero la puerta no está cerrada. No sé cómo me voy a sentir, quizás en abril o mayo esté desesperado en el sofá, viendo la Fórmula 1 y encuentre la forma de volver al año siguiente. Depende más de mí, si volviera no sería con un motivo, tendría que ver con cómo me sienta a mitad del año que viene. No sé qué traerá el futuro, en estos momentos me estoy concentrando en la Triple Corona y en otras carreras que añadiré. No se cuál será el plan, la vida es larga y bonita y me gusta la F1, quizá vuelva como piloto, padre o como jefe de la FIA", ha bromeado.