+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA DESPEDIDA DEL PILOTO EN ABU DHABI

Fernando Alonso: 'Igual me arrepiento cuando me desespere en el sofá'

El asturiano, sus rivales y su entorno dejan la puerta abierta a su retorno a la F-1 en el 2020

 

Alonso consulta un móvil junto a Hamilton en Abu Dhabi. - AFP

Miguel Martínez
22/11/2018

Anunció que dejaba la fórmula 1 durante el verano y, desde entonces, ha hablado de despedida en cada una de las carreras del Mundial, una tras otra. Llegado de verdad el último gran premio, en el 'paddock' de Abu Dhabi, donde se despidió de un título en 2010, donde dijo adiós a Ferrari en 2014, el verdadero momento de decir adiós a Fernando Alonso le entran las dudas: "Igual me arrepiento cuando me desespere viendo la F-1 desde el sofá".

"Pero no va a volver? Seguro?", pregunta Sebastian Vettel, el tipo que le birló cuatro títulos sentado en un portentoso Red Bull. "Bueno, adiós por ahora, pero no estoy seguro de que no vaya a volver", apostilla el alemán, al que ni Alonso ni Lewis Hamilton han sentado nunca a su mesa de supercampeones. "Fernando es parte importante de que hoy yo esté aquí. Ha sido un privilegio formar parte de la 'era Alonso', le echaré de menos, pero espero que vuelva", añade Hamilton, su gran rival en 2007, su principal avalista como superclase desde entonces, ahora rodeado de cinco títulos mundiales.

En el 'paddock' de Abu Dhabi no se creen que Alonso deje la F-1 definitivamente. Tampoco lo hace su gran valedor, como mánager, Flavio Briatore. "Se va porque no tiene sentido para un campeón como él correr un año tras otro en un coche que no es competitivo. Podría volver en un futuro. Nadie dijo que esto sea un adiós, es sólo un hasta luego. Puede volver para ser competitivo, siempre que tenga un coche con garantías", asegura el 'play boy' italiano.

Embajador de McLaren

"Ahora es difícil pensar en volver, pero la puerta no está cerrada. No sé cómo me voy a sentir, quizás en abril o mayo esté desesperado en el sofá, viendo la fórmula 1 y encuentre la forma de volver al año siguiente. Depende más de mí. Si volviera no sería con un motivo, tendría que ver con cómo me sienta a mitad del año que viene. No sé qué traerá el futuro, en estos momentos me estoy concentrando en la Triple Corona y en otras carreras que añadiré. No sé cuál será el plan, la vida es larga y bonita y me gusta la F-1, quizás vuelva", explicó ayer, intuyendo sus sentimientos: "Cuando llegue el domingo, la última vez, cuando salga por la puerta, aflorarán las verdaderas emociones".

Fernando Alonso intentará la victoria en las 500 Millas de Indianápolis en mayo para cerrar su gran objetivo de la Triple Corona. Pero ahí se acabará su gran objetivo. Sabe que después del verano se reenganchará a McLaren como embajador, como asesor, o en un papel aún por determinar, pero es seguro que asistirá a buena parte de las carreras de la segunda parte de la temporada de F-1.

Su experiencia en otras categorías le ha hecho intuir que echará de menos "la forma de afrontar las carreras, la filosofía, la preparación, la disciplina... Ahora que estoy en otras categorías te das cuenta de que la F-1 está un paso por encima, es una de mis mejores experiencias", explica antes de rescatar su mejor carrera, y su mayor rival. "Si tengo que seleccionar una, me quedo con Valencia 2012. Es una carrera que si repitiéramos 100 veces, 99 no la ganaría porque no teníamos un coche dominante", recuerda antes de centrarse en los pilotos: "Es difícil decantarse, pero diría que Michael Schumacher. Cuando llegué a la F-1, él dominaba, lo ganaba todo. Diría que Michael, pero por motivos personales, no por técnicos".

Orgulloso de lo conseguido

De sus 18 años y 17 temporadas destaca que siempre "he intentado hacerlo lo mejor posible, he luchado contra cualquier circunstancia, he intentado dar lo máximo posible. También me gusta haber podido trabajar con niños, establecer una escuela de karts y un museo. Son infraestructuras que yo no tenía", recuerda antes de analizar lo que su figura ha significado para España. "Estoy muy orgulloso de lo que he conseguido para España y Asturias. Te das cuenta con el tiempo de cuánta gente viaja a Oviedo para visitar el museo. Estoy orgulloso de tener la pista de kárting. Hay mucha gente que ha empezado a seguir el automovilismo en el país. Nunca ha sido una tradición. Empezó en 2003 a retransmitirse, es impensable, creo que es el segundo o tercer deporte en estos momentos".

Alonso también destacó el hecho de haber recibido el premio Príncipe de Asturias. "Me parece un logro mayor que mis títulos por la capacidad de cambiar la vida de la gente y de enganchar a muchas personas a un deporte".