+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FIN DEL PRIMER TEST DE F-1

Otro año sin aspiraciones para Renault en el Mundial

El equipo que fue campeón con Schumacher y Alonso no encuentra la forma de acercarse a los tres grandes a pesar del aumento de presupuesto

 

Nico Hulkenberg ha colocado hoy a Renault arriba, pero nadie considera a la fábrica francesa entre los favoritos. - AFP / JOSEP LAGO

MIGUEL MARTÍNEZ
21/02/2019

Daniel Ricciardo había sido el más rápido con su Renault por la mañana, pero fue su compañero de equipo Nico Hulkenberg, quien estableció el mejor del último día y de la primera semana de test de F-1 en Montmeló. Todo es un espejismo propio de la pretemporada. “La gente cree que podremos ser fácilmente el cuarto equipo de la parrilla, pero yo veo muy fuertes a Haas y Alfa Romeo”, sentencia el alemán, o lo que es lo mismo, Renault se moverá entre el cuarto y el sexto equipo..

Renault se había puesto como objetivo conseguir podios en el 2019 y ganar carreras en el 2020, pero lo tiene francamente difícil, incluso con una de las pareja de pilotos más fuerte de la parrilla. “El cambio de Red Bull a Renault...Se nota que Red Bull era un coche aerodinámicamente muy poderoso, con una gran carga aerodinámica, y mucha estabilidad en el tren trasero”, explica Ricciardo, cinco años en Red Bull, tras los que se decidió mudarse a Renault por 18 millones por temporada. “La apuesta de Renault era menos arriesgada que la de Red Bull con Honda”, asegura el australiano, pero sus antiguos jefes en Red Bull dicen lo contrario.

RECORDANDO A SCHUMACHER Y ALONSO

Renault disfruta de más presupuesto que cuatro años atrás, han fichado más personal, pero la sensación en la fábrica de Enstone es que no saben muy bien qué hacer con todo ello, y es muy probable que este año no mejoren el cuarto puesto en el Mundial de constructores que lograron la temporada pasada. No es lo que buscaba Renault, al que le falta mucho para ser aquel equipo que bajo el nombre de Benetton ganó con Michael Schumacher los títulos en 1994 y 1995, o el de una década después, ya con el nombre de Renault, ganó con Fernando Alonso en 2005 y 2006. Ni siquiera está al nivel del 2012 bajo el nombre de Lotus, una temporada en la que Kimi Raikkonen logró un triunfo, o en el 2010, con tres podios de Robert Kubica. Fue la última temporada completa del piloto de Cracovia, que este jueves se estrenó ocho años después al volante del Williams.

Después de tanto tiempo, los cinco últimos días se le han hecho eternos esperando por un coche que ha llegado tarde tres días a los test por retrasos en la construcción. "He estado aquí desde el viernes pasado. Nunca esperé tanto tiempo para hacer 12 o 14 vueltas a mi propio ritmo. Simplemente preparas lo que puedes. No fueron buenos días para el equipo, pero finalmente conseguimos sacarlo a pista. Al final, el equipo hizo un buen trabajo para construirlo lo más rápido posible", explica el polaco. "Para nosotros, no es el cuarto día de test, ni siquiera el primero, estamos en una fase anterior”, concluye.