+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Albert Rivera y su pareja se han separado

La relación que mantenía desde hace 4 años con la exazafata Beatriz Tajuelo se ha roto

 

Última imagen del presidente de Ciudadanos y su pareja, en los Premios Princesa de Asturias de octubre pasado. - EFE / J. L. Cereijido

EL PERIÓDICO MADRID
09/01/2019

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y su hasta ahora pareja, Beatriz Tajuelo, han roto. Así lo reveló ayer el portal The Luxonomist, aunque la relación sentimental acabó el pasado noviembre, tal y como han confirmado fuentes del partido naranja. El noviazgo entre el líder del partido naranja, de 39 años, y esta azafata, un año menor, duraba ya cuatro años. De hecho, ambos vivían juntos en Pozuelo de Alarcón desde hace un año e incluso Tajuelo se había dejado ver con Rivera en actos oficiales. Fue hace más de tres años cuando el político presentaba en sociedad a Tajuelo, en los Premios Planeta de 2015. Desde entonces, la pareja se ha dejado ver. Las últimas veces que posaron juntos fue en el Palacio Real, el 12 de octubre, y en la entrega de los Premios Princesa de Asturias, en Oviedo, el 19.

Se desconocen los motivos de esta ruptura. Rivera estuvo casado anteriormente con Mariona Soperas, con la que tiene su única hija, Daniela, de siete años.

El año pasado, Tajuelo abandonó su trabajo de azafata para pasar a trabajar en la productora Crazy4fun como asistente de dirección. También gestiona la promoción y comunicación del cantante Miguel Poveda. «He sido azafata de vuelo once años y ahora estoy trabajando para Miguel Poveda, para el cantante. Estoy en el departamento de producción, con toda la producción que afecta a un artista», dijo en una de las pocas entrevistas que ha concedido a El Mundo.

Rivera solo ha hablado de ella en muy contadas ocasiones. «Vivo con ella en un piso de 50 metros cuadrados. Mi chica es muy casera», declaró en una entrevista en agosto de 2015. «Los fines de semana que me toca estar con la niña, o mis padres o mi chica la llevan a donde tenga un acto. De otra manera, sería imposible». «Bea ya es una más en la familia», es de lo poco que se le ha escuchado al político de su ya exnovia.

Por su parte, ella, en su primera entrevista, el año pasado, dijo sobre Rivera: «Es detallista, sabe buscar esos ratitos. Si puede, se escapa para venir a comer a casa o a cenar. Siempre busca algún huequecillo para estar juntos y compensar un poco lo duro de su trabajo».

Ya no queda nada de todo ello. Y hasta en los perfiles de las redes sociales de ambos no hay rastro de esa relación, ni Rivera la ha mencionado en el balance tradicional de final de año.