+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El eterno sospechoso

Los abusos sexuales a niños planean de nuevo sobre Michael Jackson en un documental

 

Imagen de ‘Leaving Neverland’ en el que aparece Michael Jackson junto a Wade Robson, de niño. - EFE / SUNDANCE INSTITUTE

EL PERIÓDICO
27/01/2019

Diez años después de su muerte, las acusaciones de pederastia contra Michael Jackson vuelven a reavivarse. El festival de Sundance acogió el viernes en Park City (Utah, EEUU) el estreno de Leaving Neverland, un desgarrador documental de cuatro horas de duración que incide en los supuestos abusos sexuales a niños cometidos por el Rey del Pop. El trabajo se estrenará en marzo en la cadena estadounidense HBO y en la británica Channel 4.

«En el apogeo de su fama, Michael Jackson comenzó una larga relación con dos chicos, de 7 y 10 años, y sus familias. Ahora, ya en la treintena, estos cuentan la historia de cómo fueron objeto de abusos sexuales por parte de Jackson», avanzaba la sinopsis de la película, dirigida por Dan Reed.

El documental se centra en los relatos de Wade Robson y James Safechuck, que afirman que sufrieron abusos sexuales por parte del cantante en su rancho de Neverland cuando eran solo unos niños, desde que tenían 7 años hasta que cumplieron 14. Según explican, Jackson les ofrecía joyas a cambio de actos sexuales e incluso llegó a organizar una boda simulada completa, con votos y un anillo de diamantes, con uno de los chicos.

Demonio y monstruo

Algunos de los críticos que asistieron al pase de Leaving Neverland hablan de cómo la película muestra a Jackson como «un demonio, un depredador y un monstruo». «Absolutamente devastador»; «Independientemente de lo que pensabas que sabías, el contenido de esto es más perturbador de lo que puedes imaginar», escribieron otros de los asistentes.

Las supuestas víctimas de Jackson que aparecen en la película, presentes en la proyección, se subieron al escenario del festival tras el pase, donde recibieron una ovación antes de responder a las preguntas del público y pronunciarse sobre el resultado de la investigación. Mientras, a las puertas de la sala se congregó un puñado de fans de Jackson con carteles que negaban las acusaciones contra su ídolo.

A pesar de que la familia de Jackson no se opuso a la proyección de la cinta, nada más conocerse que el festival de Sundance estrenaría Leaving Neverland empezó a rebatir los testimonios que aparecen en él. También acusaron a Robson y Safechuck de «cometer perjurio», en referencia a las declaraciones juradas que hicieron mientras Jackson estaba vivo afirmando que nunca les había tocado.

Robson, coreógrafo que ha trabajado con estrellas como Britney Spears, ya testificó para la defensa de Jackson en el juicio del 2005 que terminó con la absolución del Rey del Pop por cargos de abuso sexual. Sin embargo, en el 2016, interpuso una demanda contra él por abusos sexuales en la que afirmaba que el cantante perdió el interés en él cuando cumplió 14 años, pero que antes le había dicho: «Nunca podemos decirle a nadie lo que estamos haciendo. Las personas son ignorantes y nunca entenderían que nos amamos y así es como lo demostramos. Si alguien lo descubriera alguna vez, nuestras vidas y nuestras carreras habrían terminado».

«Este así llamado documental es otro refrito de acusaciones antiguas y desacreditadas. Es desconcertante por qué un director con credibilidad se involucraría en este proyecto», comentaron los herederos del artista. «Es otra morbosa producción en un indignante y patético intento de aprovecharse y sacar partido de Michael Jackson», añadieron.

El contrataque del sobrino

Taj Jackson, sobrino del cantante, instó a sus seguidores de Twitter a boicotear a los patrocinadores de Sundance y anunció incluso que prepara otro documental para rebatir a Leaving Neverland.

Como respuesta, el cineasta Dan Reed aseguró en otra nota que si algo se ha «aprendido durante este momento en la historia es que el abuso sexual es complicado y las voces de los supervivientes necesitan ser escuchadas». Jackson, que falleció en el 2009 a los 50 años por una sobredosis de medicamentos, fue acusado en diferentes ocasiones de haber abusado sexualmente de menores. En el 2005 fue absuelto en un juicio en el que se le acusaba de haber abusado de un joven, mientras en 1994 llegó a un acuerdo económico fuera de los tribunales con la familia de otro chico que lo señalaba por el mismo delito.

En el plano artístico, el Rey del pop también ha sido cuestionado en los últimos años. El legendario productor musical Quincy Jones, hombre que está detrás de muchos de los éxitos de Michael Jackson, asegurado en una entrevista a la revista Vulture que el rey del pop plagió muchas de sus canciones, incluida la mítica Billie Jean.