+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La ex de Weinstein y sus novias princesa

Georgina Chapman y Keren Craig traen Marchesa a Europa por primera vez

 

Georgina Chapman (izquierda) y Keren Craig, fundadoras de la empresa, en Barcelona. - ÁLVARO MONGE

MIREYA ROCA
26/04/2019

El desfile de Marchesa, el más esperado de la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week (VBBFW), convirtió el Palacio de Pedralbes en una pasarela de lujo. Las diseñadoras de la firma (Georgina Chapman, exmujer de Harvey Weinstein, y Keren Craig) presentaron en exclusiva mundial su colección Marchesa Bridal Couture para la primavera-verano 2020, así como una selección de vestidos de fiesta con sabor a Hollywood.

Minutos antes de empezar el show, las fundadoras de la empresa, que estudiaron en el Chelsea College of Art and Design de Londres, donde se conocieron, concedieron una minientrevista a este diario con la condición de no realizar ninguna pregunta sobre el caso Weinstein y las numerosas acusaciones de abuso sexual que pesan sobre el productor. A la menor alusión al tema, advirtieron, se levantarían y se irían.

Chapman y Craig, ambas de 43 años, explicaron que se asociaron en el 2004, y que eligieron el nombre de Marchesa en homenaje «a la aristócrata italiana del siglo XIX Luisa Casati». «Era toda una celebrity, hasta ella misma se consideraba una obra de arte». Las creadoras británicas detallaron que para la nueva colección se han inspirado «en el poema Pathways de Rainer Maria Rilke, que evoca romance y belleza, algo muy representativo de la firma». «Nuestro diseño es romántico y tremendamente femenino. Y durante todos estos años hemos sido fieles a nuestro estilo, a pesar de que la moda ha evolucionado de la mano de las redes sociales», subrayó Chapman.

Entre árboles centenarios, imponentes lámparas de cristal y un ambiente bucólico en un jardín transformado para la ocasión por el paisajista Fran Cisneros, se citaron más de 500 personas, entre las que se encontraban las actrices Irene Montalà y Juana Acosta; las modelos Laura Ponte y Mar Flores, y el diseñador Juan Avellaneda, entre otros.

Sobre la pasarela destacaron looks románticos con toques barrocos que destilaban un aire made in Hollywood que recordaba a las princesas de cuento. Las siluetas sirena en gris perla y blanco desfilaron plenas de detalles: flores de organza en 3D, perlas, contraposiciones de capas, flecos brillantes, cascadas de volantes, bordados en color, oro y plata, y escotes en uve.

Convertida en pilar de la moda en EEUU, Marchesa viste a estrellas como Blake Lively, Emily Blunt, Viola Davis, Cameron Diaz, Sofía Vergara, Priyanka Chopra, Gwen Stefani, Rita Ora, Katy Perry y Cindy Crawford en sus apariciones en alfombras rojas. Scarlett Johansson se sumó a esta larga lista tras el escándalo sexual de Weinstein, En la gala del Met 2018, la actriz dio un paso adelante vistiendo un modelo de la firma que acompañó con un mensaje en el que defendía el buen trabajo y la profesionalidad de las diseñadoras.

Pese a que Chapman se divorció de Weinstein a raíz del escándalo, muchas estrellas boicotearon sus creaciones tras revelar que el productor las coaccionó para que vistieran prendas de su mujer. Pasado el terremoto, vuelven a ser una apuesta segura.