+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RECONOCIMIENTO A UNA LABOR

Un franciscano de Kenia, mejor maestro del mundo

Peter Tabichi da clases de secundaria en una zona muy pobre del valle del Rift

 

Peter Tabichi alza el trofeo que lo acredita como mejor profesor del mundo, junto al actor Hugh Jackman. - AFP

24/03/2019

Un franciscano de Kenia ha sido reconocido por su dedicación como el mejor maestro del mundo, un reconocimiento dotado con un millón de dólares que le ha sido otorgado este domingo en Dubái. El profesor de Matemáticas y Física Peter Tabichi fue uno de los 10 finalistas de varias nacionalidades, seleccionado para este quinto concurso internacional anual, el Global Teacher Prize, destinado a mejorar la profesión docente y considerado el 'Nobel' de los profesores.

La ceremonia fue presentada este año por el actor australiano Hugh Jackman. "Estoy aquí solo por lo que lograron mis alumnos", dijo Tabichi, recibiendo su premio, visiblemente emocionado. Tabichi da clases de secundaria en un remoto lugar del valle del Rift lastrado por la pobreza.

"Este premio les da una oportunidad y le dice al mundo que pueden hacerlo todo". Según una declaración de los organizadores, el maestro keniano, de 36 años, gasta el 80% de su salario mensual para ayudar a los más desfavorecidos. "Su dedicación, trabajo arduo y fe en el talento de sus estudiantes le ha permitido a su escuela, en una área rural remota y con pocos recursos, ganar el Premio a la Mejor Escuela en las Competencias Nacionales de Ciencias Interescolares", agrega texto.

Un mensaje de vídeo del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, que felicita al ganador, fue transmitido en la ceremonia. "Su historia es sobre África, un joven continente lleno de talento", dijo el presidente de Kenia.

El concurso está organizado por la Fundación Varkey, con sede en Dubai. La fundación fue creada por la familia Varkey, indios que se establecieron en la década de 1950 en los Emiratos Árabes Unidos, entonces protectorado británico. Hicieron su fortuna creando redes de escuelas privadas, primero destinadas a los niños de los expatriados occidentales o del subcontinente indio, que llegaron al Golfo Pérsico después del auge del petróleo.