+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVA APUESTA DE TNT

'Miracle workers', el cielo es solo otra empresa

Steve Buscemi encarna a un Dios desencantado y Daniel Radcliffe a un ángel en esta nueva comedia de TNT

 

Geraldine Viswanathan, Daniel Radcliffe, Steve Buscemi y Karan Soni, los protagonistas de la serie. - TNT

JUAN MANUEL FREIRE
28/03/2019

En el cielo nada está bien. Dios (Steve Buscemi haciendo de sí mismo) pasa bastante de todo y se ha decidido a volar la Tierra para concentrarse en su próximo proyecto, un restaurante-isla en mitad del espacio. La única esperanza para la raza humana son dos ángeles, Craig (Daniel Radcliffe) y Eliza (Geraldine Viswanathan, revelación de '#Sexpact'), que han hecho una apuesta con el Todopoderoso: si consiguen que una pareja de terráqueos muy tímidos dé el paso adelante y se bese, dejará nuestro planeta en paz.

Esa es la delirante a la par que encantadora premisa de 'Miracle workers', (divina) comedia que TNT estrena el viernes, día 29, a las 22.00 h. (doble capítulo). Comedia entre varios subgéneros, porque además de romántica, es laboral. Aquí el Cielo es una compañía tan gris como la mayoría de compañías, solo que cuando hay recortes de presupuesto, en lugar de despedir a unos cuantos se extingue a algún animal.

Todo esto surgió hace unos años de la mente del británico Simon Rich, en la forma de una novela, 'What in Gods name', cuyo Dios se parecía más a Owen Wilson que a Steve Buscemi. De hecho, fue con él con quien empezó a prepararse la serie. "Al cambiar de actor, hemos tenido que introducir cambios en el personaje", nos cuenta Rich. "Necesitábamos hacer un Dios más buscemiano". Es decir, uno de sus personajes escépticos, desencantados, con su punto entrañable y también su punto homicida.

Lo que no debería hacer nadie es tachar a la serie de blasfema. Si de algo hace sorna 'Miracle workers', no es de la religión, sino de las ideologías corporativas: "No es una sátira religiosa", apunta Rich. "Tenemos guionistas que vienen de entornos muy religiosos y siempre hemos tratado de ser respetuosos con las creencias de la gente. Para mí es, sobre todo, una comedia existencial en la línea de la novela 'Guía del autoestopista galáctico' de Douglas Adams".

Para quienes ansíen más episodios de 'The good place', esta comedia celestial podría ser un buen placebo. "Y puedes creer que todavía no he visto esa serie?". No, no puedo creerlo, Simon, deberías estar avergonzado. "Pero admito haber robado mucho de otras comedias celestiales, sobre todo de 'El cielo próximamente'. Hemos saqueado a conciencia esa película de Albert Brooks. Lo admito!".

JOVEN PRODIGIO DEL HUMOR

A sus 34 años, Rich ya ha hecho todo lo que muchos profesionales del humor no soñarían con hacer en una vida. En su penúltimo año en Harvard ya había firmado por dos libros con Random House y, nada más graduarse, entró a trabajar en el 'Saturday night live'; ninguno de sus guionistas ha empezado más joven (24 años). Fue fácil sobrevivir siendo tan retoño en una sala de guionistas tan selecta y competitiva? "Estaba aterrado, pero he de decir que todos fueron muy majos conmigo, en particular Colin Jost, Seth Meyers y Paula Pell. Me enseñaron a crear sketches televisivos de principio a fin".

Sin aquella enseñanza, admite, nunca se podría haber planteado hacer su primera serie propia, 'Man seeking woman', comedia romántica surrealista y psicodélica que duró poco, pero hoy se considera de culto. "Uno de los sketches que escribí marcó mi primera serie y todo cuanto he hecho después que incluye su temporada como guionista de Pixar. Andy Samberg era un chaval que entrevistaba a los líos de su madre cada mañana de domingo, antes de que no se les volviera a ver el pelo (risas). Para mí el humor consiste, sobre todo, en coger algo real y hacerlo saltar a un plano de delirio".