+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SALUD

¿Qué es la cataplexia, la rara dolencia que afecta a Évole?

Es un trastorno raro relacionado con la narcolepsia que se caracteriza por la pérdica súbita de tono muscular a causa de ataques de risa, pánico o estrés

 

Un hombre tumbado en un sofá. - ALEKSANDR DAVYDOV

EL PERIÓDICO
03/05/2019

Anoche Jordi Évole anunció en El hormiguero que dejaba Salvados y, aunque no tenía nada que ver con esta decisión, también hizo una sorprendente revelación, que sufre una rara enfermedad llamada cataplexia, que se caracteriza por episodios de pérdida breve del tono muscular. 

La cataplexia o cataplejía se caracteriza por episodios transitorios de debilidad muscular que, normalmente, se producen como consecuencia de esfuerzos físicos o emociones intensas e inesperadas, por ejemplo, cuando una persona se ríe mucho, siente pánico, enfado o llora. La flojera muscular puede manifestarse como algo liviano, como la relajación de rodillas y mandíbula, la caída de los párpados, o como algo más rotundo, como el colapso del organismo o parálisis transitoria que hace que el individuo pueda caer súbitamente al suelo o que sufra accidentes, por ejemplo si en ese momento conduce un vehículo.

RELACIÓN CON LA NARCOLEPSIA

La cataplexia es un problema neurológico para el que no hay cura y que está asociado a la narcolepsia, que es un trastorno del sueño que afecta al 1% de la población mundial y que se caracteriza por sucesivos ataques de sueño o deseo incontrolable de dormir. En muchos casos hay un componente genético.

Cuando hay cataplexia casi siempre es por un déficit de la hormona hipocretina (otra característica fundamental de la narcolepsia). No hay que confundir ambos trastornos: durante la cataplexia la persona siempre mantiene plena consciencia (si bien podría llegar a quedarse dormida brevemente como consecuencia de la relajación puntual).

EPISODIOS BREVES

Normalmente, los episodios de cataplexia son muy cortos, en la mayoría de casos de menos de dos minutos. Durante este tiempo, a veces la persona tiene dificultad para pronunciar palabras y suele aparecer la visión borrosa o doble. De media, las personas con este trastorno sufren varios episodios a la semana, si bien a algunas les pasa varias veces al día.

La causa principal de la cataplexia es la presencia de niveles bajos de la hormona orexina o hipocretina en el líquido cefalorraquídeo. También lesiones, malformaciones, tumores en esta zona o bien enfermedades como la esclerosis múltiple podrían tener como consecuencia estos mismos episodios de debilidad muscular súbita.

La orexina sirve para mantenerse en vigilia y en estado de alerta. Los episodios de cataplexia se dan por la inhibición súbita y general de las neuronas motoras a nivel de la médula espinal, lo cual causa la pérdida de control de los músculos.

TRATAMIENTO HABITUAL

Hay fármacos que sirven para tratar la cataplexia. El más habitual es el oxibato de socio, que sirve para combatir la somnolencia diurna. También se usan estimulantes y antidepresivos (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina).

A las personas que sufren de cataplexia les es útil aprender a identificar sus pródomos (los síntomas que la preceden) para poder reaccionar a tiempo. También es aconsejable hacer siestas breves durante el día y mantener buenos hábitos de sueño.