+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA GALA DE LOS OSCAR

La ‘relación’ de Gaga y Cooper

«Hicimos un buen trabajo», asegura la artista sobre su actuación con Bradley

 

La comentada imagen de Gaga y Cooper en los Oscar. - REUTERS / MIKE BLAKE

EL PERIÓDICO
01/03/2019

Este año hubo poco que rascar en la gala de los Oscar. Así que la prensa más almibarada ha estirado uno de los momentos más emotivos. ¿Cómo interpretar el número musical que se marcaron Lady Gaga y Bradley Cooper al piano? Sentados frente al Steinway, mejilla contra mejilla, mirándose, pero sin beso final.

El rodaje y la promoción de Ha nacido una estrella los ha unido durante meses (también cantaron en Las Vegas). Pero, ¿hasta qué punto? ¿Era ese el verdadero motivo de la reciente ruptura del compromiso entre Lady Gaga y su prometido Christian Carino, con el que se iba a casar este año? Se admiten apuestas.

Por eso, unos días después de ese momentazo, con director y actriz interpretando Shallow, a la postre Oscar a la mejor canción original, ha sido ella quien ha tenido que comentar el acercamiento. Y sí, la artista, de 32 años, confirmado que hay química entre ambos. «Sí, la gente vio el amor, ¿y adivina qué? Eso es exactamente lo que queríamos que se viera», explicó en una entrevista en un programa de televisión.

CANCIÓN DE AMOR

«Shallow es una canción de amor. Ha nacido una estrella es una historia de amor. Fue muy importante para los dos que hubiera esa conexión todo el tiempo… Cuando cantas canciones de amor eso es lo que quieres que la gente sienta. Soy una artista y creo que [Bradley y yo] hicimos un buen trabajo… ¡Te engañé!», le dijo al presentador Jimmy Kimmel.

Lady Gaga recordó que fue Bradley Cooper quien organizó cómo sería esa actuación, dónde se situarían ambos y dónde estarían las cámaras.

«Además de protagonizar y producir al película, quiero recordar que Bradley es un músico. Lo que más me gustó de todo esto fue la emoción que sentía porque todo Hollywood le viera cantar en directo», recordó orgullosa.

La pareja de artistas se abrazó para recibir la ovación del público y se dirigió a sus asientos. Y allí estaba la modelo rusa Irina Shayk, novia de Bradley Cooper y madre de su hija, que no paró de aplaudir a su pareja y de felicitar a la cantante. Estos días han sido varios los que han especulado sobre la relación entre la actriz y el director ha traspasado la pantalla y que ambos mantienen un romance. Así lo ha alimentado la exesposa de Cooper, Jennifer Esposito, que estuvo casada con él cinco meses y no tiene precisamente palabras cariñosas hacia su ex. O la exSpice Girl, Mel B, que le ha faltado tiempo para señalar que Gaga «coqueteaba» con el intérprete de Resacón en Las Vegas delante de Irina Shayk.

«Nada podría ser más especial que compartir este momento en los Oscar con un verdadero amigo y genio artístico». Fue lo que escribió la intérprete de Born this way en su cuenta de Twitter tras finalizar su aclamada actuación en los Oscar y antes de, estatuilla en mano, fotografiarse para una sesión de fotos para la revista Time con, por cierto, otra histórica «enemiga irreconciliable» Madonna.