+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BLOGOSFERA

La Expo 2008 ya tiene blog oficial

 

PABLO PAMPLONA WWW.DICOM-MEDIOS.COMPABLO PAMPLONA WWW.DICOM-MEDIOS.COM 30/11/2006

Semana de resaca en la blogosfera aragonesa. El Blogellón y la visita de José Luis Orihuela (www.ecuaderno.com) copan las entradas en la mayoría de bitácoras. Lo comenta Luedro (luedro.spaces.live.com): "Orihuela ha esbozado la situación actual de la blogosfera ´el blogger es alguien que vive con el síndrome del próximo post´; ha hecho hincapié en la trascendencia del mundo de los weblogs y sus autores ´lo más interesante es que estamos generando un tipo especial de comunidad, lo que hacemos en el mundo virtual tiene consecuencias en el real´; y ha definido el blog como un espacio en el que ´contamos lo que somos, hacemos y lo que quisiéramos ser´."

Más movimiento en Arablog. El pasado lunes se estrenó la bitácora oficial de la Expo 2008 (www.expozaragoza2008.es/blog/) y lo hizo con la pertinente declaración de intenciones: "el blog pretende fomentar la conversación alrededor de los conceptos que protagonizan Expo 2008: medio ambiente, arquitectura, sostenibilidad, fiesta, multiculturalidad, espectáculos- y mucho más".

La que se va, sin embargo, es la escritora Lucía Etxebarría, que abandona su bitácora acosada por los comentarios de un troll. Lo explica en su último post: "hubo un tiempo en que entrar aquí era algo muy divertido. Me ofrecía diversión e intercambio de opiniones. Luego empezaron a aparecer los problemas (...) A nadie le gusta saberse el objetivo de un odio tan visceral por parte de alguien que se refugia en el anonimato".

Termino echando un vistazo al futuro de la mano de Kirai (www.kirainet.com), blog de un asturiano que vive y trabaja en Japón: "los medios anuncian la llegada de los primeros robots comerciales con capacidad de sustituir a humanos. La empresa Ubiko a construido varios centenares que trabajarán en Tokyo por 50.000 yenes (330 euros) la hora. Bastante carillo, pero viendo los cálculos de decrecimiento de la población que está publicando el gobierno, quizás comiencen a tener éxito los robots oficinistas..."