+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

JOSE SALAS PAYA : "La hipnosis ayuda a mejorar la actitud de los enfermos"

 

JOSE SALAS PAYA : "La hipnosis ayuda a mejorar la actitud de los enfermos" - Foto:ANGEL DE CASTRO

cpuyod@aragon.elperiodico.comcpuyod@aragon.elperiodico.com 24/11/2005

EL PROFESOR UNIVERSITARIO JOSE SALAS PAYA IMPARTIO EL VIERNES UNA CONFERENCIA SOBRE LAS BASES NEUROFISIOLOGICAS Y LAS APLICACIONES DE LA HIPNOSIS EN EL ATENEO DE ZARAGOZA, UNA ACTIVIDAD CULTURAL DEL CENTRO POLITECNICO SUPERIOR DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA, ORGANIZADA JUNTO A LA CATEDRA SAMCA Y EL INSTITUTO DE INVESTIGACION EN INGENIERIA DE ARAGON (I3A).

Qué poder tiene la hipnosis como tratamiento?

--Es el procedimiento más antiguo conocido como herramienta clínica, y el más útil para cambiar la conducta, la percepción y hasta la emoción en los seres humanos, que es parte de la medicina científica del siglo XVI.

--¿Nada que ver con la magia?

--Nada. Ramón y Cajal dedicó buena parte de su vida a trabajar en hipnosis. Para aplicarla hay que ser médico y psicólogo, y conocer sus bases científicas. Existen también masters en dos universidades españolas, en las que se aprende el manejo de las herramientas clínicas psicológicas, que no tienen que ver con la magia, ni con regresiones, ni procesos paranormales. Es una idea equivocada, fantástica, y llena de mitos y errores, porque cayó en manos de legos. En la hipnosis no se duerme, por ejemplo. El paciente está más despierto que nunca porque focaliza la atención en un objeto y es capaz de movilizar de recursos que tiene y no utiliza.

--Pero de entrada suscita recelos.

--La hipnosis es un estado sugestivo, y usted lo puede hacer diciendo que tiene un campo magnético o que tiene poderes extrasensoriales. La cuestión radica en cómo la sugestión modifica estructuras neuronales, conducciones neuronales y la neurofisiología del sistema nervioso. Las técnicas de neurociencia permiten medir cómo cambia un comportamiento ante una sugestión. Si yo le digo que usted está hablando con Richard Gere y le mido la tensión y parámetros hormonales, como la adrenalina, seguro que han variado. Lo mismo que si le digo que la grúa le ha quitado el coche. No sólo va a responder desde el ámbito emocional, sino que va a dar una respuesta neurofisiológica mensurable.

--¿Cómo lo aplica en la parte clínica?

--Lo usamos con el síndrome del miembro fantasma. Cuando amputamos una pierna, ésta sigue doliendo. Hay un circuito neuronal en el cerebro que ha memorizado ese proceso de dolor y aunque la causa no exista, sigue doliendo.

--¿Qué haría en ese caso?

--Trabajaría un proceso hipnótico para que lo vivenciara desde otra perspectiva. Por ejemplo, que su miembro esta ahí y no duele. Y eso, con sugestión, se puede conseguir. Y al final el cerebro lo memoriza. El sabe que no está el miembro. Y su cerebro, lo que los antiguos llamarían el inconsciente, aprende que el miembro no está y que, por tanto, no puede doler. Borramos del cerebro esa memoria. Al igual que en la fibromialgia. Hemos hecho varias publicaciones en las que demostramos que los pacientes no se curan pero evolucionan mejor con fármacos y tratamiento psicoterapéutico hipnótico.

--¿Es enseñar al cerebro que lo que interpreta como dolor no es dolor?

--Exacto. El dolor está fabricado por el cerebro. No lo sufre. Si usted se rompe el dedo, irá a urgencias. Y si tiene un viaje de fin de semana atractivo, se irá, pero si tiene que volver a trabajar, cogería la baja. Ese es el comportamiento que puede cambiar la hipnosis, el deseo, la expectativa, la creencia, que además es mensurable con neuroimagen.

--¿Podría aplicarse a todo?

--No sirve para todo. No sirve para aprender a tocar el piano lo que sí sirve es que un buen pianista mejore su técnica, eso sí, porque puede focalizar más la atención y dedicarle más horas de trabajo.

--¿Cómo llega un especialista de la Anestesiología a la hipnosis? ¿De dónde surge su interés?

--Soy jefe de sección de la Unidad del Tratamiento del Dolor, y el 80% del dolor crónico es componente psicológico. Cualquiera con una enfermedad crónica con dolor durante más de un año, se deprime. Aplico hipnosis en pacientes con indicación, incluso en los oncológicos, para disminuir los vómitos por quimioterapia, porque quita la ansiedad, aprendiendo técnicas cognitivoconductuales bajo hipnosis, para que su comportamiento cambie. Con estas técnicas, un paciente con morfina confinado en casa es capaz de bajar a la calle y de pasear al perrito. Nunca curará la enfermedad, pero mejora la perspectiva y el comportamiento y, en algunos casos, aumentará la supervivencia.