+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MIGUEL : "Hemos creado vocaciones al dar a conocer la ciencia"

 

Miguel Carreras, profesor del instituto José Manuel Blecua, en la plaza Salamero de Zaragoza. Como d - Foto:NEIMA PIDAL

MIGUEL : "Hemos creado vocaciones al dar a conocer la ciencia" - Foto:NEIMA PIDAL

Miguel Carreras, profesor del instituto José Manuel Blecua, en la plaza Salamero de Zaragoza. Como divulgador científico y coordinador del programa Ciencia Viva desde su inicio ha sido premiado con el galardón José Maria Savirón 2006.Miguel Carreras, profesor del instituto José Manuel Blecua, en la plaza Salamero de Zaragoza. Como divulgador científico y coordinador del programa Ciencia Viva desde su inicio ha sido premiado con el galardón José Maria Savirón 2006. 11/01/2007

NACIÓ EN PEÑALBA DE MONEGROS (HUESCA). SE LICENCIÓ EN CIENCIAS QUÍMICAS EN LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA EN 1970. ACTUALMENTE ES PROFESOR DE FÍSICA Y QUÍMICA EN EL INSTITUTO JOSÉ MANUEL BLECUA DE ZARAGOZA.

Cuál es la labor de un divulgador científico en Ciencia Viva?

--Los primeros divulgadores son los propios científicos. Ellos son los que mejor hacen entender que es la ciencia. Y más en nuestro programa, que está destinado a estudiantes no universitarios de Bachillerato y Secundaria, aunque ahora también nos hemos adentrado en alumnos de Primaria. Los divulgadores de Ciencia Viva suelen ser en primer lugar científicos, y en segundo comunicadores científicos. En este proyecto colabora mucha gente joven, pero también personas con una basta experiencia. Hacen atractiva la ciencia, que en definitiva es cultura.

--¿Cómo reaccionan los estudiantes ante las propuestas de Ciencia Viva?

--Yo creo que les gusta. Estamos trabajando en 49 centros de toda la geografía aragonesas, y considero que el nivel de participación es aceptable. Nos movemos en varios campos. Las charlas coloquios que organizamos son muy interesantes. Otra de las partes en las que apoyamos esta iniciativa son las exposiciones y los viajes científicos. Además, elaboramos una revista en la que colaboran profesores y científicos, pero también alumnos.

--¿Este tipo de iniciativa refuerza la vocación científica de los estudiantes?

--Nuestro objetivo principal es dar a conocer la ciencia a los estudiantes de bachillerato y secundaria. Ciencia Viva está dirigida a todos los alumnos por igual, aunque tal vez se presta un poco más de atención a los que muestran más interés. Estos ya tienen vocación. Es gratificante comprobar cuando hacemos un viaje al laboratorio de partículas que algunas de las personas que allí trabajan antes han participado en este programa. Creo que, en parte, hemos favorecido las vocaciones, al dar a conocer la cultura científica.

--¿Cuáles son los proyectos de Ciencia Viva para el 2007?

--Este año vamos a seguir con la segunda parte de Jóvenes Científicos aragoneses, dirigido a alumnos de primero y segundo de bachillerato. Para Secundaria continuará Ciencias, creencias y supercherías, con este proyecto se demuestra que detrás de la pseudociencia sólo hay humo. Evidentemente, estamos trabajando en la Semana de la Ciencia de Aragón y estamos preparando un proyecto para el Año de la Ciencia que se celebra este 2007.

--Ciencia Viva está muy involucrada en el medio rural aragonés.

--Somos de los pocos que hacen algo en el medio rural. Tenemos proyectos de colaboración con varios ayuntamientos para acercar la ciencia a todos los rincones de la comunidad. Podemos organizar charlas y llevar algunas de las exposiciones. Este año queremos potenciar más las actividades en esta zona. De hecho, aunque todos los estudiantes son más o menos parecidos, los de las zonas rurales son más participativos y se interesan más, aunque las diferencias con los de la ciudad son mínimas.

--Este programa lleva quince años, por lo que habrá habidos buenos y malos momentos.

--Cuando peor se pasó fue al principio. Los inicios siempre son duros. Teníamos que busca a gente, ampliar temas... Pero hoy en día todo son satisfacciones, creo que con los medios que tenemos hacemos cosas dignas. Es satisfactorio ver cómo alumnos que han pasado por el programa, hoy en día son destacados científicos. Tenemos que agradecer el apoyo de la CAI. Y esperar que el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón siga apoyando el programa.

--Falta poco para que reciba el premio José María Savirón 2006.

--El 25 de enero. Hay que destacar que gracias a la gran colaboración de divulgación científica que hay en Aragón es un premio que se entrega entre amigos. Con el se reconoce la trayectoria de Ciencia Viva, por ello quiero ofrecérselo a mi familia por aguantarme estos años y al profesor Javier García por su participación. Espero que este programa continúe aunque yo no esté. Por el momento este año seguiré al frente, pero cuando me vaya podría quedarme de asesor.