+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ELECCIONES PARLAMENTARIAS

El ANC de Sudáfrica celebra en las calles su victoria electoral

El partido de Mandela registra su peor desempeño en una votación parlamentaria pero le vale a Ramaphosa para mantenerse en el poder

 

Simpatizantes del CNA esperan el discurso del presidente Ramaphosa tras la victoria electoral en Johannesburgo (Sudáfrica). - WIKUS DE WET (AFP)

ANDREA LÓPEZ-TOMÀS
12/05/2019

Miles de seguidores del Congreso Nacional Africano (CNA) de Sudáfrica han salido a las calles de Johannesburgo para celebrar la victoria en las elecciones de esta semana pese a las bajas cifras de participación. El partido de Nelson Mandela obtuvo el 57,5% de los votos parlamentarios en el peor desempeño de la formación en una votación parlamentaria desde el fin del gobierno de la minoría blanca en 1994. 

El presidente Cyril Ramaphosa logró revalidar su mandato y se mantiene en el poder en ocho de las nueve provincias que integran el país en la primera prueba de apoyos para el actual mandatario que asumió el poder en febrero del 2018. Pese a sus malos resultados, esta cita electoral ha supuesto una mejora en su popularidad expresada en las elecciones del gobierno local en el 2016. 

Para los simpatizantes de Ramaphosa, esta victoria supone un apoyo a su agenda anti-corrupción después de reemplazar al expresidente Jacob Zuma, muy marcado por escándalos políticos y económicos. "Ramaphosa ha hecho lo correcto al atacar a la corrupción. Nos ayudó a ganar las elecciones", dijo Tlaleng Radebe, de 45 años, miembro del CNA en el municipio de Soweto a las afueras de Johannesburgo. Otro simpatizante de la formación, Themba Shabalala, de 39 años, afirmó que le gustaría ver al actual presidente, que fue un líder sindical convertido en magnate de los negocios, librar al país del "flagelo del desempleo". Actualmente el 27% de los sudafricanos no tienen trabajo. 

MÁS CRECIMIENTO

La multitud viste los colores negro, verde y dorado, los que corresponden al partido de Mandela, mientras esperan fuera de la sede de la fiesta, la Casa Luthuli, amenizada con música antes de la intervención de Ramaphosa y otros representantes del CNA. "Estos comicios fueron una de las elecciones más decisivas para nosotros. Hemos aprendido nuestras lecciones, hemos escuchado a la gente de Sudáfrica", agradeció el presidente de 66 años.

"Vamos a asegurarnos de inyectar el crecimiento en nuestra economía, vamos a invitar a los inversionistas a que vengan e inviertan, vamos a asegurarnos de brindar a los jóvenes de nuestro país grandes oportunidades", agregó el empresario. El primer mandato de Ramaphosa debería empezar a finales de este mes, tras ser nombrado por los legisladores del CNA en el nuevo Parlamento. 

REGENERACIÓN

Ramaphosa encarna la regeneración de un partido ya histórico. El ex líder sindical reemplazó a Zuma como líder del CNA en diciembre del 2017 tras una década en la que la imagen de la formación se vio empañada por escándalos de corrupción y el débil crecimiento económico. Conquistó su cargo de jefe de Estado después de persuadir a los altos funcionarios de su partido para presionar a Zuma a dimitir. 

Después de esta cita, lo importante es lograr gobernar. Por un lado, algunos analistas creen que el resultado de los comicios de esta semana dejará a Ramaphosa sin municiones para combatir a los rivales del partido que se oponen a sus reformas para enfrentar la corrupción y estimular la economía. Por otro lado, en cambio, otros consideran que hizo bien en ganar una importante mayoría en la provincia de Gauteng, el centro económico del país donde se encuentra Johannesburgo y donde el CNA estaba bajo presión.

El presidente consciente de la baja participación en comparación con otros comicios alrededor del 65%, instó a la población a emitir su voto en la próxima ocasión. El partido de Mandela logró su mejor resultado en las elecciones parlamentarias en el 2004 con el expresidente Thabo Mbeki, cuando ganó más del 69% de los votos.