+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

cumbre virtual

La ayuda internacional se concreta para el Líbano

Macron ha liderado la conferencia de donantes con 26 países, entre ellos España, además de la ONU y la UE Las Naciones Unidas estiman en 85 millones de dólares las necesidades sólo en materia sanitaria

 

El presidente francés, Emmanuel Macron, durante su visita a la ’zona cero’ de la explosión el jueves. - REUTERS / THIBAULT CAMUS

ANDREA LÓPEZ-TOMÀS
09/08/2020

El futuro de Líbano está en juego. El presidente francés Emmanuel Macron, primer líder político en visitar Beirut tras la explosión de este martes, ha defendido la necesidad de actuar rápida y eficazmente para coordinar la ayuda internacional durante la conferencia de donantes celebrada este domingo. Varios mandatarios, entre ellos el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, han intervenido en el encuentro virtual con otros 25 países y representantes de la ONU, la OTAN y la Unión Europea. Después de una jornada de protestas que provocó la muerte de un policía, 728 manifestantes heridos y la ocupación de varios edificios gubernamentales, la sociedad libanesa continúa con las labores de reconstrucción en las calles ante la inactividad de su clase política.

"El objetivo hoy es actuar rápida y eficazmente para coordinar nuestra ayuda en el terreno para que vaya de la manera más eficiente posible a los libaneses", ha dicho Macron en la apertura de la conferencia de donantes respaldada por las Naciones Unidas. El político francés ha insistido en la obligación de ayudar al pueblo libanés tras la explosión que se cobró 158 vidas, 6.000 heridos y aún una sesentena de desaparecidos. Desde su retiro estival en la Costa Azul, Macron ha insistido en el mensaje que lanzó a los libaneses durante su visita al lugar de la explosión: os lo garantizo, la ayuda para la reconstrucción no caerá en manos corruptas.

Después del desastre, las muestras de simpatía hacia el Líbano han llegado desde todos los rincones del mundo y muchos países han enviado ayuda humanitaria inmediata en forma de material médico o equipos de rescate. Pero hasta este domingo no había compromisos de ayuda financiera. Todo el mundo quiere ayudar, ha tuiteado el presidente estadounidense Donald Trump que ya anunció una primera donación de 17 millones de dólares. Desde la Unión Europea se entregarán 30 millones de euros en ayuda adicional a Líbano, junto con los 33 ya prometidos para la reconstrucción y la emergencia médica que se vive en el país.

Segundo contribuyente

Por otra parte, Alemania ha sumado 10 millones de euros en ayuda de emergencia a las contribuciones en el rescate que ya están sobre el terreno. "El pueblo de Beirut necesita nuestra ayuda, necesita esperanza", ha dicho el ministro de Exteriores, Heiko Maas, al diario 'Bild am Sonntag'. Por su parte, España enviará un cargamento de ayuda de emergencia que saldrá el próximo martes de la base aérea de Zaragoza. Sánchez ha recordado la implicación de España en la estabilidad en Líbano y en toda la región a través de UNIFIL, como segundo contribuyente de tropas a la misión de mantenimiento de la paz en la zona.

Macron ha instado al Gobierno libanés a acometer las reformas necesarias para responder a las legítimas aspiraciones del pueblo libanés. Ante la ausencia de iniciativas gubernamentales para limpiar y reconstruir la ciudad, los libaneses llevan varias jornadas rehaciendo Beirut. Una tarea terriblemente costosa: los economistas pronostican que la explosión podría haber acabado con el 25% del PIB del país. Este sábado miles de jóvenes aparcaron las escobas, las herramientas y los guantes para protestar en la Plaza de los Mártires frente al Parlamento. Tras la jornada de disturbios, el primer ministro, Hasán Diab, se dirigió a la nación para anunciar la convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas y su permanencia máxima de dos meses en el puesto.

Infancia afectada

La cascada de dimisiones no se ha hecho esperar con la renuncia de la ministra de Información, Manal Abdel Samad junto a otros ocho diputados este domingo. A su vez, Unicef ha anunciado las cifras aún confusas de la infancia afectada por el desastre: unos 100.000 niños se encuentran entre los heridos o las víctimas mortales, han perdido su casa o no encuentran su familia en medio del caos. La directora de Comunicación y Alianzas Privadas de Unicef, Raquel Fernández, ha insistido en la urgencia de recibir ayuda para paliar las necesidades más inmediatas de los más pequeños.

Entre los países participantes en la videoconferencia, se cuenta Rusia, Emiratos Árabes Unidos, China, Egipto o Jordania, entre otros. La sorpresa ha venido ante la ausencia de países como Irán, directamente vinculado con la milicia chiíta Hizbulá con mucho poder en el país, o Israel, con quién el Líbano no mantiene relaciones diplomáticas pero que anunció el envío de ayudas inmediatas tras la explosión. No se han concretado las cifras totales que incluirán las donaciones pero la ONU ha estimado que sólo el coste de las necesidades sanitarias asciende a 85 millones de dólares para un país ya sumido en una grave crisis económica y social antes del desastre.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla