+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CITA ELECTORAL EN GRAN BRETAÑA

El ‘brexit’ pasa factura en las urnas a conservadores y laboristas

Ambos sufren serias pérdidas en las elecciones locales

 

Theresa May, en la localidad escocesa de Aberdeen, ayer. - REUTERS

BEGOÑA ARCE
04/05/2019

Conservadores y laboristas han pagado en las urnas el precio por su desastrosa gestión del brexit. Las dos principales formaciones del Reino Unido registraron pérdidas importantes en las elecciones locales celebradas ayer en Inglaterra. Los votantes dejaron claro su enojo y frustración contra el Gobierno de Theresa May y contra la oposición, que lidera Jeremy Corbyn. El mayor beneficiado fue el Partido de los Liberales Demócratas, que se hizo con el control de al menos diez ayuntamientos. Los Verdes y el Grupo Independiente también obtuvieron importantes avances en unos comicios con una participación del 32%. En la proyección de voto a nivel nacional de la BBC, conservadores y laboristas estarían empatados al 28%, Liberales Demócratas obtendrían un 19% y otras formaciones, un 25%.

El Partido Conservador fue el más castigado por el voto de protesta de los electores. La suya fue la mayor derrota en los últimos 24 años. Los tories perdieron más de 1.300 concejales y el control de más de cuarenta ayuntamientos. Lejos de aprovecharse de esa derrota, el Partido Laborista perdió seis ayuntamientos y más de un 80 puestos. La diferencia es que, si bien los tories estaban resignados con la derrota, aunque no esperaban que fuera tan grande, los laboristas, en sus predicciones de hace dos semanas, confiaban en ganar 150 puestos.

Los liberales demócratas se hicieron con casi 700 concejales, una victoria como recompensa a su oposición al brexit, al igual que los Verdes, que han logrado en torno a 190 puestos. Hubo también casi medio millar de independientes.

Las pérdidas de los conservadores han intensificado los llamamientos de diputados y militantes pidiendo el cese de la primera ministra. May describió los resultados de, «muy difíciles», durante la conferencia del Partido Conservador en Gales, donde un activista la abucheó. «Creo que la gente está mandando un mensaje muy simple a los dos principales partidos: Pónganse de acuerdo y concluyan el brexit», dijo May. Pero fueron las formaciones opuestas a la salida las que registraron un mayor ascenso.