+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CARRERA A LA CASA BLANCA

Beto O'Rourke confirma que se presenta a presidente

El excongresista de Tejas, estrella en ascenso en el partido demócrata, tiene previsto hacer oficial la candidatura este jueves

 

En las encuestas sobre las elecciones primarias, ORourke está en sexto lugar y promedia un 5,3 %, según RealClear Politics. - AUSTIN AMERICAN-STATESMAN

EL PERIÓDICO
14/03/2019

Beto O’Rourke sigue rompiendo moldes. El excongresista demócrata de Tejas, que se hizo una estrella nacional cuando en las legislativas de noviembre protagonizó una lucha mucho más ajustada de lo esperado en el republicano estado con Ted Cruz por un escaño en el Senado, ha usado un mensaje de texto a una televisión local para confirmar lo que todo el mundo daba ya por sentado: que entra en la carrera por la presidencia de Estados Unidos.

El anuncio oficial de la candidatura se espera este jueves, cuando inicia una gira de tres días por Iowa, estado de las primeras primarias, pero el miércoles O’Rourke la adelantó con el SMS al canal KTSM de El Paso. “Estoy orgulloso de lo que El Paso representa. Es buena parte de la razón por la que me presento. Esta ciudad es el mejor ejemplo de lo mejor de este país”, escribió el político de 46 años.

Beto también ocupa la portada del último número de 'Vanity Fair' y, en un largo reportaje, ya había apuntado a que la decisión estaba tomada: “Probablemente puedes decir que quiero presentarme, quiero hacerlo, creo que sería bueno en ello”, declaró a la publicación.  “Esta es la batalla por nuestras vidas. Quiero estar en ella. Nací para estar en ella y quiero hacer todo lo que humanamente pueda por este país en este momento”.

LISTA SUPERPOBLADA

Beto fue uno de los fenómenos de noviembre y, además de quedar a solo 3 puntos de Cruz, batió récords de recaudación con pequeñas donaciones, tuvo una exitosa campaña en redes sociales y conforme recorría todos los condados del estado provocó una ola de entusiasmo e implicación de jóvenes y voluntarios en su campaña similar a la de Bernie Sanders en 2016. Ahora el veterano senador de Vermont, más a la izquierda en sus propuestas, será uno de sus principales rivales en la superpobada lucha por la nominación demócrata, en la que ya hay otros 15 aspirantes, incluyendo Elizabeth Warren, Kamala Harris, Cory Booker y Pete Buttigieg y a la que podría sumarse también el exvicepresidente Joe Biden.

Pese a la derrota en noviembre Beto empezó a figurar prominentemente en las conversaciones políticas. En febrero, cuando tras el discurso sobre el Estado de la Unión el presidente Donald Trump acudió a El Paso para defender en un mitin la construcción del muro en la frontera con México, el demócrata fue la estrella en una contramanifestación en la que, sin citar nunca directamente a Trump, denunció las “mentiras, el odio, la ignorancia y la intolerancia” y abogó por tratar a los inmigrantes con “dignidad y humanidad”.

Más moderado que Sanders o Warren, O’Rourke ha centrado buena parte de su mensaje en la necesidad de recuperar la unidad. No ha apoyado abiertamente el Green New Deal ni plenamente la propuesta de extender a toda la población Medicare, la asistencia sanitaria pública para mayores. Su maestría en el uso de las redes sociales, su capacidad de viralizar su mensaje y la histórica recaudación que consiguió en noviembre de pequeños donantes fueron puntos fuertes entonces. Para la carrera presidencial juega en su contra la falta de experiencia ejecutiva. Fue seis años congresista en la Cámara de Representantes pero nadie desde Abraham Lincoln, que también pasó por esa cámara y luego perdió dos carreras al Senado, ha llegado a la Casa Blanca con esa trayectoria.