+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESPECTACIÓN EN SUIZA

"Dios y Trump" en Davos

El presidente de EEUU ha llegado a la ciudad suiza entre grandes medidas de seguridad y espectación para participar en el Foro Económico mundial donde ha tenido un primer encuentro con la primera ministra británica, Theresa May

 

Donald Trump llega al centro de Congresos de Davos. - / EFE / LAURENT GILLIERON

EL PERIÓDICO
25/01/2018

Ahí por donde pasa crea gran expectación. En realidad es habitual que ocurra con cualquier presidente de Estados Undios, pero a diferencia de algunos otros, Donald Trump lleva la polémica como insignia. El mandatario estadunidense ha llegado esta tarde a Davos donde permanecerá dos días para participar en el Foro Económico mundial, cita anual donde se concentra lo más poderosos del planeta.

Un vez dentro del recinto se celebra el evento, el centro de Congresos de la ciudad suiza, un grupo de curiosos esperaba la llegada del magnate. Había quienes lo adoran, como Deborah O'Hara Rusckoski, una estadounidense de 58 años, y quienes hubieran deseado lanzarle algún objeto contundente. "¿Se le puede tirar algunas cosas encima?", pregunta una vecina de Davos. "Tengo una manzana en mi bolso", añade.

O'Hara, por contra, se ha mostrado entusiasmada cuando ha visto a su ídolo. Al pasar Trump por su lado ha gritado "Yes president", y ha pedido a Trump que le dedicara un libro que había traído para la ocasión, cosa que el magnate ha hecho. El título del libro: "Dios y Trump", un ensayo que se pregunta si la elección del polémico presidente republicano forma parte de "un plan divino". "Ha sido muy amable. Me gusta lo que representa, lo necesitábamos después de ocho años" del presidente Barack Obama, ha concluido.

"Días apasionantes"
Antes de iniciar sus sesiones de trabajo Trump ha exclamado: "Serán dos días apasionantes". Le esperaba la primera ministra británica, Theresa May.  El presidente estadounidense ha advertido que mantiene muy buena relación de May y ha calificao de "rumor falso" que haya tensiones en las relaciones entre Washington y Londres.