+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFLICTO EN EL GOLFO PÉRSICO

Las fuerzas separatistas de Yemen toman el control de Adén

Las tropas secesionistas de la región del sur del país rompen la coalición con el Gobierno del presidente Hadi y rodean el palacio donde permanece su primer ministro

 

Columnas de humo tras la explosión de un coche durante los enfrentamientos entre los separatistas yemenís y las tropas del Gobierno de Hadi, en Adén, el 31 de enero. - REUTERS / FAWAZ SALMAN

EL PERIÓDICO
31/01/2018

Las fuerzas de la Resistencia del Sur (SRF, en sus siglas en inglés) en Yemen, el ejército que lucha por la independencia de la región sureña del país, han tomado la ciudad portuaria de Adén, capital de facto del Gobierno del presidente, Abdrabbo Mansur Hadi, después de que los hutís, los rebeldes chiís apoyados por el régimen de Irán, tomaran el control de la capital, Saná, en el 2014.

Los independentistas, apoyados por los Emiratos Árabes Unidos (EAU), iniciaron la ofensiva el pasado domingo y este martes han cercado el palacio presidencial, donde se encontraba el primer ministro, Ahmed Bin Daghar, y hombres de confianza del presidente Hadi.

"Los separatistas han rodeado el palacio y han tomado el control de la puerta principal. Las personas que permanecen dentro están bajo arresto", ha asegurado un oficial del Ejército yemení a la agencia France Presse (AFP).

Varios medios han informado de que el primer ministro estaba a punto de huir de la ciudad, antes de que las SRF rodearan la residencia presidencial, para reunirse con Hadi en Riad, la capital de Arabia Saudí, donde reside el presidente con el apoyo de la Administración saudí desde marzo del 2015.

Ultimátum de los separatistas
Esta operación, que desde el domingo ha causado un total de 36 muertos y 185 heridos, significa una fractura en la coalición militar entre Arabia Saudí y EAU contra los rebeldes chiís apoyados por Teherán.

La semana pasada, el Consejo Transitorio del Sur (STC, en sus siglas en inglés), la organización que reúne a los principales movimientos secesionistas yemenís, acusó al Ejecutivo de Hadi, con quien hasta ahora habían sido aliados en la lucha contra los hutís, de "matar de hambre a los yemenís" y le amenazó con intervenir militarmente si no destituía al Gabinete de Daghar.

Ante el ultimátum del STC, el primer ministro prohibió las manifestaciones que pedían su dimisión. Sin embargo, desde el domingo, se han registrado grandes aglomeraciones de personas reclamando su cese mezcladas con tiroteos entre las tropas leales a Hadi y las fuerzas independentistas.